UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La cultura musical es un bien patrimonial y una fuente de desarrollo económico y local

A pocas horas para que se celebre el Día de la , el 21 de junio, la ciudad de Alicante empieza a caldear el ambiente fogueril con uno de los recursos por excelencia que caracterizan esta tierra y, por ende, el paisaje cultural de la Comunidad Valenciana: la .

La comunicación “La música como elemento de participación ciudadana y desarrollo local” presentada en el “IX Coloquio Nacional de Desarrollo Local. GTDL-AGE” celebrado hace unos días en la Universidad de Alicante incide en la importancia de la cultura valenciana musical, representada en su principal formación que son las bandas de música. Estas conforman un patrimonio cultural caracterizado por un fuerte enraizamiento con el territorio, creador de identidad cultural local y dotadas de un extraordinario movimiento profesional y amateur representado por los músicos.

La investigadora y autora del artículo en la UA, Loretta González de Bustos, aboga por dotar a la idea de cultura musical de una mayor importancia socioeconómica, para lo que ve necesario la reflexión, así como de la estrategia de puesta en valor del patrimonio musical por medio de una serie de cambios que conduzcan a su sostenibilidad y mantenimiento en el tiempo. La cultura musical, que es considerada un bien patrimonial y una fuente de desarrollo local, señala, incide en procesos de desarrollo económico y de desarrollo local debido a la importancia de sus manifestaciones, como son los conciertos, festivales, escuelas de música, etcétera. De hecho, está en trámite como Bien de Interés Cultural por el Consell Valenciano.

Los conciertos y la formación musical recibida por los músicos e impartida en las sociedades musicales son, a juicio de la autora, los resultados más visibles de esta industria cultural. El patrimonio musical valenciano es una importante industria cultural pues la creación, producción, distribución y consumo de cultura genera riqueza. En este sentido, la investigadora ha destilado los datos: 534 sociedades musicales para todo el territorio de la Comunidad Valenciana, 200.000 socios y 2.575 empleos. Se trata, pues, de un patrimonio activo, un recurso tangible y un fuerte agente dinamizador sociocultural.

“La música como elemento de participación ciudadana y desarrollo local” es el título de esta investigación, que ha sido dirigida por el catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Alicante, Gabino Ponce Herrero, dentro del marco de los estudios del Máster de Desarrollo Local e Innovación Territorial de la UA.