UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La vicerrectora de TIC, Calidad e Innovación de la Universidad Pablo de Olavide, Alicia Troncoso, asegura que cada vez más se participa en las iniciativas de gobierno abierto

La ciudadanía va por delante de la Administración pública en materia de comunicación. Así lo ha manifestado , vicerrectora de TIC, Calidad e Innovación de la Universidad Pablo de Olavide, quien coordina el curso de verano ‘Gobierno abierto y reutilización de información pública en el ámbito local’, de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. En este seminario, que concluye hoy, se está analizando cómo se pueden iniciar estrategias de apertura en los gobiernos locales que promuevan la transparencia y participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, así como los beneficios sociales y económicos que se pueden obtener con un modelo de gobierno abierto basado en la colaboración.

“Casi todos nos comunicamos a través de whatsapp, e mail… cuando la administración todavía se está comunicando con los ciudadanos a través de una carta certificada con acuse de recibo”, sostiene Alicia. Y es que la ciudadanía, cada vez más, participa de manera on line en las iniciativas de gobierno abierto, aunque reconoce que existe la brecha digital, porque no todo el mundo sabe usar las nuevas tecnologías. “Las personas jóvenes, prácticamente, son nativas digitales y les cuesta mucho menos expresar su opinión a través de una plataforma de participación que tener que ir a una asamblea, como se hacía antes”, sostiene.

El concepto de gobierno abierto surge en Estados Unidos con Obama. Cuando llega al poder, lo primero que hace es realizar un memorando donde publica el gobierno abierto, que está basado en tres grandes bloques: Transparencia, participación y colaboración.

“La transparencia tiene que ver con la rendición de cuentas que todo gobierno debe de dar a sus ciudadanos. La participación ciudadana también es muy importante para cualquier decisión que tome un gobierno. Por último, la colaboración, que está muy relacionada con la participación y es que los ciudadanos se sientan de alguna manera partícipes en todas las políticas de gobierno que se lleven a cabo en una institución, ya sea desde una administración pública, Universidad o una empresa privada”, afirma Alicia Troncoso.

Con respecto a los beneficios sociales que se pueden obtener con este tipo de gobierno, la vicerrectora afirma que son muchos, puesto que es una forma de darle poder a la ciudadanía, que paga sus impuestos. “Por ejemplo, la web del Ayuntamiento de Zaragoza dispone de muchas herramientas que te las puedes bajar y descargártelas en el móvil. Si, por casualidad, necesitas una farmacia de guardia, en ese mismo momento puedes averiguar a través del móvil la que tengamos más cerca. Hasta ahora, había que acercarse a una farmacia en concreto para mirar en la puerta la lista de los establecimientos de guardia y buscar la que estuviera más cerca. Estas cosas benefician a la ciudadanía”, sostiene la vicerrectora.

Según Alicia Troncoso, un gobierno abierto representa una democracia distinta en contraposición con la democracia representativa, en el que una persona te representa, y ahora es participativa, donde los que gobiernan escuchan a la ciudadanía que participa. “Siempre teníamos intermediarios. Ahora nadie te representa, sino que eres tú el que habla y directamente al que escuchan”, señala.

En el ámbito universitario también se están llevando a cabo experiencias de gobierno abierto, especialmente en lo referente a la transparencia. Actualmente muchas universidades tienen portales open data, donde se hacen públicos muchos datos que se generan en el ejercicio de las funciones dentro de la universidad. Además, hay ayuntamientos en el País Vasco o Zaragoza, donde existen muchas propuestas de este tipo. “También en Andalucía se han desarrollado iniciativas de gobierno abierto en la Ley de Transparencia y la Ley de Participación Ciudadana de la Junta de Andalucía. Esas dos leyes han sido abiertas a la participación ciudadana, a través de plataformas concretas para que a través de las TICs toda la ciudadanía pudiera opinar sobre las mismas”, finaliza Troncoso.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Cursos de veranoUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed