UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La obra ha sido escrita por Lahar Elkargoa-Asociación para la Intervención Psicosocial, en colaboración con la UPV/EHU, y publicada por Erein

El Salón de Actos del Museo San Telmo, en San Sebastián, ha albergado el acto de presentación de la obra ‘Psikoestimulazioa lantzeko ariketak’, escrito por la Asociación para la Intervención Psicosocial-Lahar Elkargoa, en colaboración con la UPV/EHU. La editorial encargada de la publicación ha sido Erein. La obra propone una serie de ejercicios, útiles para el mantenimiento de estas funciones tanto en personas sin deterioro cognitivo como en otras con un deterioro incipiente. Se trata del primer libro de sus características que se publica en euskera.

Los autores de la obra son: Izarne Lizaso (UPV/EHU, Lahar Elkargoa), Jaione Franco (socia y trabajadora de Lahar Elkargoa), Pedro Bilbatua (responsable de Formación de Lahar Elkargoa), Iratxe Arrillaga (socia y trabajadora de Lahar Elkargoa), Ibon Etxeberria (coordinador de programas de Lahar Elkargoa) e Iñaki Aragón (coordinador general de Lahar Elkargoa). Todas estas personas tienen amplia experiencia de trabajo en el ámbito de la (principalmente desde la Psicología y la Educación Social).

El libro ‘Psikoestimulazioa lantzeko ariketak’ tiene tres objetivos principales: por un lado, contribuir a retardar el deterioro cognitivo derivado de demencias como la enfermedad de ; por otro lado, en el caso de no afectadas de demencia, ayudar a prevenir el deterioro cognitivo, y por último, ofrecer ejercicios de en euskera, utilizando desde dichos populares (esaera zaharrak), hasta fotografías y elementos de la geografía vasca, costumbres populares o recetas tradicionales.

El material se estructura en ocho apartados, correspondientes a las funciones cognitivas trabajadas, en cada uno de los cuales se incluye una breve introducción teórica y una serie de ejercicios. El primero de estos apartados se dedica a estimular la atención; en el segundo apartado se trabaja la memoria (memoria sensorial, memoria a corto y a largo plazo, respectivamente); la orientación (temporal, espacial y personal) se estimula en el tercero; el lenguaje en el cuarto, el cálculo en el quinto, las gnosias en el sexto, las praxias en el séptimo y, finalmente, el razonamiento en el octavo apartado. En total, se han diseñado 138 ejercicios. Para facilitar la identificación de cada ejercicio en relación con la función que estimula, se ha colocado en la parte superior derecha de cada página el nombre de esa función, escrito en un color específico.

Todos los ejercicios tienen la misma estructura: en primer lugar se incluye una presentación, y a continuación (únicamente en los casos que lo precisan) se describe el material o los recursos que requiere el ejercicio. En la presentación de cada actividad, ésta se describe de forma sencilla y se especifica si es posible realizarla de forma individual o grupal. En algunos casos, se sugieren ideas para realizar ejercicios parecidos; en otros se especifica el tiempo óptimo de realización del ejercicio y, por último, se explica que los ejercicios propuestos pueden ser adaptados (tanto por profesionales como por familiares) al nivel de capacidad que tenga la persona en la función cognitiva a estimular, ajustando el grado de dificultad y el tiempo de realización. En un apartado posterior a los ejercicios prácticos diseñados para trabajar las ocho funciones cognitivas, se ofrecen las respuestas correctas a los ejercicios que lo requieren.

Si bien este material práctico se dirige especialmente a personas que pueden sufrir un deterioro cognitivo leve a consecuencia de una demencia de tipo Alzheimer, también puede ser útil para profesionales que trabajan en este ámbito (especialmente psicólogos/as), y también para familiares de personas afectadas de demencia tipo Alzheimer, estudiantes de Psicología y disciplinas afines (Psicopedagogía, Pedagogía, Educación social…) o cualquier persona interesada en este tipo de temas. Igualmente, considerando la importancia de la prevención, esta obra puede ser útil para cualquiera que tenga más de 55 años. Los ejercicios que se proponen, pueden ser válidos para trabajar la psicoestimulación en un gran número de personas.

En casos de deterioro cognitivo leve, demencia de tipo Alzheimer u otras demencias degenerativas, los ejercicios propuestos deben combinarse con otros tratamientos farmacológicos. Gracias a la plasticidad cerebral se pueden obtener mayores beneficios combinando el tratamiento farmacológico con otro de tipo no farmacológico, es decir: trabajando la psicoestimulación mediante ejercicios prácticos.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Publicaciones universitariasUniversidades del País Vasco

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed