UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– David Resano, arquitecto por la Universidad de Navarra, ha estudiado 13 edificios pioneros en utilizar hormigón, metal y vidrio a mediados del siglo XX

El arquitecto de la Universidad de Navarra David Resano, natural de Andosilla (Navarra), ha defendido la tesis doctoral ‘Principios tectónicos para la moderna. Centroeuropa 1851-1920 y España 1955-1968′, en la que analiza la relevancia de nuevos medios constructivos para el progreso de la .

El trabajo de este graduado se enmarca en la línea de investigación sobre ‘Historia de la arquitectura española del siglo XX’ del departamento de Proyectos de la Escuela de Arquitectura.

Según explica, el objetivo de su trabajo fue mostrar “cómo la arquitectura española de mediados del siglo XX alcanzó nuevas cotas de diseño explorando las posibilidades que ofrecían los nuevos materiales (hormigón, acero y vidrio) y sus técnicas constructivas”.

El nuevo doctor concluye que en España “la arquitectura moderna no surgió solo como moda estilística, sino que en sus casos más destacados fue resultado -sobre todo- de una exploración consciente de las posibilidades formales y espaciales que los nuevos medios constructivos a su alcance hacían posibles”.

En la primera parte del trabajo, David Resano estudió los principios tectónicos propuestos por un grupo de arquitectos centroeuropeos que encauzaron la arquitectura occidental hacia la modernidad.

Estancia de investigación en Zúrich

La segunda se centró en 13 edificios de la arquitectura española que avanzaron en esa línea y fueron ejemplares por integrar de forma pionera los nuevos materiales disponibles en aquella época: hormigón, metal y vidrio. Se trata del Hipódromo de la Zarzuela (1935), el frontón de la calle Recoletos (1936), los comedores para la Seat (1955), el Pabellón español en la Exposición de Bruselas (1958), la Facultad de Derecho de Barcelona (1958), el gimnasio Maravillas (1960), la segunda casa Cabrero (1961), la fábrica Monky (1962), el Centro de Estudios Hidrográficos (1963), el Diario Pueblo (1964), el Pabellón de Cristal en la Casa de Campo (1965), el edificio IBM en la Castellana (1967) y los edificios Trade (1968).

Durante la realización del doctorado, David Resano llevó a cabo una estancia de investigación en la Escuela de Arquitectura de la ETH de Zúrich (Suiza) en el curso 2009-2010, gracias a una beca de la Fundación Caja Madrid. Allí realizó tareas de documentación en su archivo histórico y participó en la actividad académica e investigadora.

Para elaborar la tesis, ha contado con una beca de la Asociación de Amigos de la Universidad de Navarra, así como de otras del Gobierno de Navarra, para los cursos de doctorado, y de la Fundación La Caixa, para el Máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados en la Universidad Politécnica de Madrid.