UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El Congreso Forun de la Universidad de Navarra comienza con una mesa redonda sobre “Cosmos. Ecología de la persona y de su entorno”

“Solo con un esfuerzo ilimitado de coherencia podremos conseguir que el mensaje ecológico penetre realmente en la sociedad. Es muy difícil convencer si uno no encarna los valores que propugna”. Así lo afirmó Josep María Mallarach, consultor ambiental y primer director del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrocha, durante la mesa redonda que se celebró ayer en la Universidad de Navarra con motivo de la apertura del Congreso Forun 2014.

“El discurso ecológico debe superar los prejuicios que tiene de utilizar otros lenguajes que no sean científico-técnicos y dirigirse a la totalidad del ser humano, no únicamente a esa dimensión racional”, explicó.

Preguntado durante el coloquio por la posibilidad de que lo técnico viva en armonía con la naturaleza, Mallarach afirmó que “es posible una técnica a escala humana y armónica con la naturaleza, pero lo que se ha desarrollado es una técnica que ha transgredido y que no es acorde con la ley natural”. Como ejemplo de ello mencionó la desintegración del átomo o la manipulación genética.

En la mesa redonda, centrada en “Cosmos. Ecología de la persona y de su entorno”, intervino también como ponente Federico Velázquez de Castro, presidente de la Asociación Española de Educación Ambiental, y Jordi Puig, profesor de la Universidad de Navarra, de moderador. Participaron asimismo algunos miembros del comité organizador del Congreso: el vicerrector de Alumnos del centro académico y (presidente), Tomás Gómez-Acebo; José María Torralba, director; Marta Revuelta, directora técnica; y Covadonga Alonso-Allende, secretaria general.

La crisis ambiental en relación con la crisis económica, la búsqueda de ideales, el aumento de la artificialización y la necesidad de apostar por la reflexión fueron algunos temas que se trataron.