UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Alfonso Rodríguez, profesor de Biología Molecular de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla, y pediatra del Instituto Hispalense de Pediatría, y Antonio Losada, pediatra neonatólogo, han llevado a cabo esta investigación junto a la Fundación Alcalá Innova

En su informe “Born too son”, la recoge que 1.1 millones de bebés nacidos prematuramente mueren cada año, pero con tratamientos económicos, un 75 por ciento podría sobrevivir. La mejora de la atención respiratoria en los primeros minutos de vida es una de esas acciones.

Alfonso Rodríguez Herrera, profesor de Biología Molecular de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y pediatra del Instituto Hispalense de Pediatría (IHP), y Antonio Losada, pediatra, y antiguo director de la unidad de gestión de neonatología del Hospital Virgen del Rocío, han desarrollado conjuntamente con la Fundación Alcalá Innova el primer simulador virtual de intubación para neonatos de entre uno y tres kilos.

El proyecto, que cuenta con financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, representa una mejora en el entrenamiento para la praxis de intubación en el área neonatal y pediátrica, la cual se lleva a cabo actualmente con maniquíes.

El simulador, que cuenta con diversas fases de formación, permite un entrenamiento “fiable y sin riesgos para el paciente, ya que el programa genera las variables necesarias para simular situaciones reales y complejas que se producen a diario en los hospitales”, señalan sus creadores.

Además, la Fundación Alcalá Innova destaca que el mismo supone una “revolución” en el ámbito formativo, ya que la secuencia de acciones a realizar por la persona que se entrena es “idéntica a una intubación real, pero sin el riesgo que presenta realizarla con un neonato vivo”.

El sistema consta de un maniquí a tamaño real y un laringoscopio que permitirán al especialista simular el acceso a una vía aérea en condiciones realistas. Se dispone también de un sistema de sensores que traquean la posición del maniquí así como los movimientos que realice el especialista con el laringoscopio y el tubo endotraqueal. Este seguimiento en 3 dimensiones y en tiempo real, de los movimientos de la persona que realiza la simulación, es lo que supone la mayor originalidad de este sistema.

FUNCIONAMIENTO

Toda la información generada es procesada por un simulador virtual que recrea las mismas condiciones de una intubación real y hace que el usuario esté inmerso en el escenario virtual donde tendrá que simular todo el proceso de intubación.

El simulador, además de permitir el entrenamiento de los movimientos adecuados que el especialista debe llevar a cabo para acceder correctamente a la vía aérea, le permite también entrenarse en la toma de decisiones, ya que presenta una serie de casos basados en datos reales que permiten que el personal sanitario en entrenamiento, interiorice de forma más rápida el protocolo de actuación médica para cada caso.  Esta herramienta está provista de distintos niveles de aprendizaje para que el usuario pueda adquirir la destreza y el conocimiento de forma gradual.

Según la comunidad médica, cada año uno de cada diez niños nace prematuro en el mundo y más de un millón fallece por complicaciones en su nacimiento. Las evidencias científicas demuestran que una correcta intubación para reanimar la respiración, reduce la posibilidad de mortandad.

Por este motivo, el simulador de intubación neonatal ha obtenido una buena acogida entre la comunidad científica e instituciones como la Universidad de Semmelweis, en Hungría, ampliamente reconocida por ser uno de los principales centros de medicina de Europa, la Fundación Peter Cerny, con una experiencia de 24 años en el ámbito del transporte entre instalaciones de neonatos y de emergencias de prematuros, se han interesado por esta herramienta de entrenamiento y formación, como pudo comprobar los técnicos de la Fundación Alcalá Innova en su visita a esta Universidad y Fundación el pasado mes de noviembre de 2012.