UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El proyecto de investigación será financiado por los advanced grants de la UE

El catedrático de Historia Antigua José Remesal ha sido seleccionado como destinatario de un advanced grant, la prestigiosa ayuda que concede el Consejo de Investigación Europeo a investigadores seniors, por el proyecto EPNet (Production and Distribution of Food during the Roman Empire: Economic and Political Dynamics), que une la física, en concreto el estudio de redes complejas, con la historia para investigar las dinámicas del comercio durante el imperio romano. El proyecto parte de una de las bases de datos más importantes que existen sobre ánforas y su epigrafía, resultado del trabajo realizado durante veinticinco años por el Centro para el Estudio de la Interdependencia Provincial en la Antigüedad Clásica (CEIPAC) de la UB, y que consta de 36.000 registros con una media de quince ítems de información por registro. Los modelos teóricos sobre redes y las simulaciones informáticas servirán para extraer de esta base de datos información que permita formular y validar hipótesis sobre los mecanismos políticos y económicos del mundo romano.

Sobre la complementariedad del trabajo de historiadores, físicos e informáticos, el catedrático Remesal ha afirmado que «para los físicos el proyecto es una posibilidad de aplicar los modelos a datos reales; mientras que a los historiadores nos permite alcanzar y analizar una base de datos de gran magnitud». Además del CEIPAC, son socios del proyecto el grupo de investigación de la UB PhysComp (coordinador Albert Díaz-Guilera), dedicado al estudio de redes complejas desde la perspectiva de la física estadística, el Barcelona Supercomputing Centre (Xavier Rubio), y también participa la consultora SIRIS especializada en modelos semánticos y gestión del conocimiento (Bernardo Rondelli).

Las ánforas pueden considerarse el mejor indicador para el estudio del comercio de alimentos y su influencia en la economía del Imperio Romano, puesto que están presentes en todo el mundo romano y contienen información precisa similar a las etiquetas y marcas comerciales de hoy en día. A partir de la amplia base de datos de información sobre ánforas del CEIPAC, el proyecto EPNet propone un marco transdisciplinar para formular modelos de la dinámica del comercio en el mundo romano y sus rutas principales. Los autores del proyecto parten del hecho que otros sistemas estudiados por la física tienen propiedades y comportamientos similares a los de las ciencias sociales. Las redes complejas se han aplicado ya al análisis de la economía y el comercio entre empresas, bancos y países; el proyecto EPNet propone aplicarlas ahora al comercio de la antigüedad en productos como el vino, el aceite o las conservas de pescado. Las simulaciones informáticas actuarán como un tipo de «laboratorio virtual» en el que se formularán y se validarán, o no, hipótesis sobre los mecanismos económicos y políticos del mundo romano. Las simulaciones informáticas se han usado hasta ahora principalmente para el estudio de las sociedades prehistóricas pero raramente para etapas más recientes, como es la historia antigua. Además, EPNet también integrará expertos en análisis semántico que contribuirán a la definición de los valores y parámetros que se utilizarán en las simulaciones informáticas.

El sistema comercial romano se considera la primera red comercial europea compleja. Se han propuesto numerosas teorías e hipótesis sobre la organización del comercio romano, y cómo estaba vinculado a la gestión del ejército y la política del imperio. Hay autores que consideran el comercio romano como un modelo específico sin ninguna conexión con las economías modernas; mientras que otros lo ven como un predecesor de las actuales economías globalizadas, y piensan que se puede explicar mediante las nuevas teorías económicas. El debate, sin embargo, ha permanecido hasta ahora en el nivel especulativo, mientras que el proyecto EPNet permitirá una nueva aproximación al tema.

José Remesal (Lora del Río, 1948) es especialista en la vida económica y política del imperio romano y en la investigación de las redes comerciales basadas en la producción, la distribución y el consumo de alimentos, sobre todo del aceite de oliva procedente de Hispania, como también en el estudio de la epigrafía ánfòrica. Dirige el grupo CEIPAC y la colección de publicaciones Instrumenta (Publicaciones y Ediciones UB). Es, conjuntamente con José M. Blázquez y desde hace más de veinte años, director de las excavaciones del monte Testaccio, una colina artificial en la ciudad de Roma formada por los desechos de aproximadamente 26 millones de ánforas rotas. Es miembro de Alexander von Humboldt-Stifung, del Istituto di Studi Romani, de la Casa de Velázquez, de la Real Academia de la Historia, del Bureau of the International Union of Academies, del Deutsches Archäologisches Instituto (Berlín), de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, y Premio de Humanidades de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados, ICREA. Autor de más de un centenar de trabajos científicos publicados en catorce países y en siete lenguas, entre sus obras pueden mencionarse La annona militaris y la exportación de aceite bético a Germania (Madrid, 1986); Die Heeresversogung und die wirtschaftlichen Beziechungen zwischen der Baetica und Germanien (Stuttgart, 1997); Estudios sobre el monte Testaccio (Roma, junto con J.M Blázquez, seis volúmenes); Celti (Peñaflor) (Universidad de Southampton, 2000; junto con S. Keay y J. Creighton); Carlos Benito González de Puesta (1745.1831): Vida y obra de un ilustrado en Entre Asturias y Cataluña (Madrid, 2013, conjuntamente con J.M. Pérez Suñé).

En la última convocatoria de advanced grants de la ERC se han concedido ayudas de hasta 3,5 millones de euros cada uno a 284 investigadores de primera línea, seleccionados entre 2.400 candidatos, que están haciendo investigación en Europa. Los proyectos que han presentado estos investigadores alcanzan todo un amplio abanico de disciplinas y temas, desde la vida a Marte, a virus que eliminen células cancerosas o los mecanismos moleculares que hay detrás la enfermedad de Alzheimer. El objetivo de los advanced grants es impulsar la investigación europea y hacerla más competitiva a escala mundial. Estas ayudas de la ERC apoyan a investigadores de excelencia que trabajan en proyectos de investigación en campos emergentes, en la llamada investigación de frontera, que sean capaces de hacer avanzar los límites del conocimiento. Actualmente en la UB, además del catedrático José Remesal, han obtenido advanced grants la catedrática Susana Narotzky, del Departamento de Antropología Cultural y de Historia de América y África, por el proyecto Grassroots economics: meaning, project and practice in the pursuit of livelihood; Peter Wagner (Departamento de Teoría Sociológica, Filosofía del Derecho y Metodología de las Ciencias Sociales), por el proyecto Trayectorias de modernidad: comparación de las variedades europeas y no europeas; y Mel Slater (Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico), por el proyecto Trascender la realidad: activar las respuestas en los entornos virtuales mediante un enriquecimiento sensorial.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Investigación universitariaUniversidades de Cataluña

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed