UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

Escrito por la profesora de la UEx Rosario Guerra y el profesor del IES El Brocense Sebastián Díaz, la obra pone de manifiesto la buena música hecha en Extremadura

La profesora de la Universidad de Extremadura, y el profesor del IES El Brocense, Sebastián Díaz Iglesias han publicado el La música en Extremadura. Teoría y Didáctica, obra que quiere poner de manifiesto “la mucha y buena música que se ha hecho y se hace en la región”.

El libro, que cuenta con multitud de colaboraciones, ha sido editado por el Servicio de Publicaciones de Extremadura, la Unión Cultural y Centro de Documentación Amigos del Flamenco de Extremadura, la Asociación Musical Cacereña y el Grupo de Investigación MUIDEX (Música e Identidad en Extremadura).

El contenido de la obra alberga tanto músicas históricas, como modernas y tradicionales. En el acto de presentación de La Música en Extremadura, la vicerrectora de Extensión Universitaria, María Isabel López, ha declarado que el libro es la prueba de la investigación que se está llevando a cabo en la Facultad de Formación del Profesorado. Apunta que “el gran número de colaboradores dan prueba de la fiabilidad del trabajo y de la generosidad de las personas”, además de demostrar “valentía al recoger manifestaciones musicales de muy distinto tipo”. En el acto también han participado Federico Vázquez Esteban, presidente de la Unión Cultural y Centro de Documentación Amigos del Flamenco en Extremadura y José Romero Casares, presidente de la Asociación Musical Cacereña.

Dentro de la música histórica, los extremeños han cultivado diferentes formas músicales, como la zarzuela, el concierto, la sonata, la fantasía, el preludio, la tocata, la suite, el villancico, la misa, el himno, entre otras. También se han escrito obras de gran trascendencia, desde tratados de música de honda repercusión a obras de didáctica del lenguaje musical, pasando por magnas antologías musicales. Extremadura también goza de destacados tenores, sopranos, mezzosopranos, pianistas, violinistas, guitarristas, etc.

En el ámbito del folklore musical, la obra señala que Extremadura cuenta con un vasto repertorio de jotas, rondeñas, fandangos, nanas, toreras… a las que habría que añadir el folklore religioso con villancicos, roscas, cantos de Cuaresma y Semana Santa.

El flamenco también tiene presencia en la música extremeña con intérpretes de contrastada calidad, tanto en las parcelas del cante como de la guitarra y baile. El libro incide en la importancia musical de algunos cantes autóctonos extendidos por todo el mundo del flamenco, como los jaleos y los tangos extremeños.

Vinculada con el flamenco se encuentra la copla y su destacada presencia en Extremadura, tanto de intérpretes como de compositores.

En relación al capítulo denominado como música moderna, la obra incluye la presencia de blues, jazz, rock, rap, fusiones musicales, música de cantautor y otros géneros y subgéneros.

El último capítulo se dedica a la música histórica en Extremadura, desde la Edad Media hasta el siglo XXI.

Los autores del libro manifiestan que la música extremeña, compuesta e interpretada en la región o por extremeños, no ha tenido toda la repercusión mediática, bibliográfica o educativa que merecer por su buena calidad y cantidad, hecho que se pretende poner de relieve con La Música en Extremadura. Declaran que además de la parte impresa a la que se refiere el libro, existe otra obra más amplia en formato digital con la finalidad de que llegue a las escuelas y se convierta en una herramienta didáctica para paliar la falta de material en música.