UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

· En ambas enfermedades crónicas los pacientes presentan problemas de adherencia al tratamiento y de capacidad para tragar los medicamentos por vía oral, por lo que la administración tópica es una opción alternativa de tratamiento adecuada

· El estudio de Sergio del Río Sancho, investigador de la CEU-UCH y de la Universidad de Ginebra, ha demostrado la eficacia del uso de diferentes formulaciones de aplicación sobre la piel y de la técnica de la iontoforesis para administrar memantina y tizanidina a estos pacientes crónicos

La administración de fármacos a través de la piel puede ser una alternativa para el tratamiento de pacientes con enfermedades mentales crónicas como el y la espasticidad. Una investigación del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, en colaboración con la Universidad de Ginebra (UNIGE), ha estudiado diferentes formulaciones para la aplicación transdérmica de los dos fármacos más empleados para tratar los síntomas de estas enfermedades crónicas: la memantina y la tizanidina. Los problemas relacionados con la administración oral que estos fármacos presentan, tanto por la baja adherencia al tratamiento, como por los problemas para deglutir que presentan estos pacientes, hacen de la vía transdérmica la mejor alternativa a la vía oral para su adecuado tratamiento.

Según Sergio del Río Sancho, investigador de la CEU-UCH y la UNIGE autor del estudio, son pocos los fármacos que reúnen las propiedades físico-químicas adecuadas para una administración transdérmica eficaz, por lo que es necesario el uso de diferentes estrategias promotoras para aumentar el número de moléculas que puedan ser administradas por esta vía. La dosificación a través de formulaciones tópicas (geles o parches), en combinación con los promotores químicos adecuados, la microporación de la piel mediante el uso del láser o la aplicación mediante iontoforesis (aplicación de corriente continua de baja intensidad) son algunas de las estrategias promotoras evaluadas en esta investigación para la administración de los citados fármacos.

Estrategias promotoras más eficaces

Los estudios realizados por el investigador de la CEU-UCH-UNIGE Sergio del Río Sancho, empleando modelos experimentales in vitro con piel de cerdo, han demostrado la validez de los parches transdérmicos, usando la iontoforesis como estrategia promotora, para la administración de la memantina. La aplicación de parches sobre la piel podría permitir dosificar las cantidades terapéuticas adecuadas de este fármaco para tratar los síntomas de pacientes de Alzheimer en estadios moderados y severos de la enfermedad.

El estudio también se ha realizado sobre la tizanidina, empleada en el tratamiento de la espasticidad, un desorden del sistema nervioso motor que se manifiesta por espasmos musculares. Los estudios in vitro e in vivo realizados en esta investigación demuestran que entre las estrategias promotoras estudiadas para este fármaco, la iontoforesis es de nuevo la técnica más eficaz para la administración de este fármaco por vía transdérmica.

Difusión internacional de los resultados

La investigación realizada por Sergio del Río Sancho, miembro del Grupo de Investigación “Desarrollo de formas farmacéuticas de aplicación sobre la piel” del Instituto de Ciencias Biomédicas de la CEU-UCH de Valencia, ha sido dirigida por los doctores de esta Universidad Alicia López Castellano y Andrés Femenía Font, y por la doctora Virginia Merino, del Centro de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico de las Universidades de Valencia y Politécnica de Valencia. Los resultados forman parte de la tesis doctoral de Sergio del Río Sancho, defendida el pasado 25 de noviembre en la CEU-UCH, en la modalidad europea, por la que obtuvo la calificación de Sobresaliente cum Laude. Parte de los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista farmacéutica European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics.