UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Durante su investidura como por la Universidad de Alicante

Considerado un gran humanista, el historiador y crítico de arte castellonense Tomás Llorens, ha sido investido esta mañana con el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alicante. El acto, presidido por el rector, Manuel Palomar, ha contado con la presencia de la consellera de Educación, Cultura y Deportes de la Generalitat Valenciana, María José Catalá y del director General de Universidad, Estudios Superiores y Ciencia, José Miguel Savall.

Tomás Llorens, que se ha reconocido “fascinado por la experiencia del arte, ha basado su discurso de investidura en torno a la pregunta de: ¿Para qué sirve el arte?. Durante su intervención ha pedido que “no minusvaloremos el arte”. “En un tiempo crítico e inseguro como el que vivimos, el arte es un lujo cada día más imprescindible” – ha dicho- “forma parte de un capital espiritual -congnitivo pero también moral, me atrevería a decir- que hemos recibido como herencia del mundo de ayer y que, con toda seguridad, necesitamos para encarar el mundo de mañana. El mundo de hoy, incluso. No lo minusvaloremos”.

Por su parte, Manuel Palomar ha señalado que Tomás Llorens es “un ejemplo de compromiso permanente con la cultura y con la ciencia, y también con la sociedad” y ha querido destacar que se trata “de un referente con gran proyección internacional”. Es la primera vez que el MUA acoge una investidura de un Doctor Honoris Causa, un espacio que según el rector sintetiza la unión de la cultura, la investigación y transferencia de conocimientos. “Queremos celebrar este tipo de actos académicos en lugares emblemáticos de nuestra universidad para ponerlos en valor e identificarlos con la trayectoria científica y académica de los investidos”, ha dicho.

La consellera de Educación, que ha asegurado “sentirse orgullosa de esta Universidad, ha destacado “la sabia elección de este Doctor Honoris Causa”, “un valenciano ilustre que nos enriquece y nos hace sentirnos orgullosos porque allá donde esté, nuestra tierra, nuestra formación académica, nuestra formación cultural y nuestro patrimonio estarán bien reconocidos”.

En una acertada y alabadísima laudatio, el profesor Andrés Martínez Medina ha realizado un recorrido por la trayectoria de Tomás Llorens en sus tres facetas esenciales, la de docente, investigador y de gestión cultural. Martínez ha explicado la revisión crítica e implementada que consigue Llorens en sus textos introduciendo la historia en sus análisis, algo que según ha dicho, “convierte en humanística cualquier disciplina”.