UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El ¿Somos una especie violenta? explora los aspectos biológicos y psicopatológicos de la agresividad humana

Tenemos la sensación de vivir en una sociedad en la que la violencia está casi siempre presente en alguna de sus múltiples y variadas formas, como el acoso, la violencia de género y el terrorismo. ¿De dónde surge este potencial agresivo? ¿Somos violentos por naturaleza o por cultura? ¿Hay patologías asociadas a la agresividad, o se trata tan sólo de una cuestión moral?. ¿Somos una especie violenta? es el título del libro editado ahora en castellano por Publicacions i Edicions de la UB, una obra que busca en la biología humana una explicación que nos permita entender mejor la violencia de la especie, un paso necesario para disminuir sus efectos, a menudo devastadores.

El título pertenece a la colección Catàlisi, que dirige el profesor del Departamento de Genética de la UB , dedicada a divulgar temáticas de la ciencia actual planteadas por investigadores interesados en acercar el conocimiento científico a la sociedad.

A menudo oímos opiniones y escuchamos a especialistas que hablan sobre la violencia humana. La atribuyen a multitud de causas, pero casi siempre desde la perspectiva sociológica o psicológica, y se fijan principalmente en factores condicionantes como la educación, el aprendizaje o el entorno social. Pero hasta hoy, nadie se había detenido a averiguar si esta violencia tiene un sustrato biológico en nuestra especie.

¿Somos realmente una especie violenta?

Los últimos avances en neurociencia, genética y psiquiatría están aportando datos muy valiosos sobre el origen biológico y evolutivo de la agresividad humana y su íntima relación con el funcionamiento del cerebro.

El libro está escrito a seis manos por un grupo de opinión interdisciplinario del ámbito de las neurociencias que publica regularmente artículos y trabajos bajo el nombre colectivo de Cervell dels Sis. Dicho colectivo está formado por Xaro Sánchez, psiquiatra en el Verslavingszorg Noord Nederland (Países Bajos); Diego Redolar, profesor de Psicología de la UOC; Enrique Bufill, neurólogo del Departamento de Neurología del Consorcio Hospitalario de Vic; Francesc Colom, responsable del Área de Psicoeducación y Tratamientos Psicológicos del Hospital Clínic de Barcelona, Eduard Vieta, profesor del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la UB y jefe del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital Clínic, y David Bueno, profesor del Departamento de Genética de la UB.

La obra está escrita con vocación divulgativa, con un lenguaje riguroso pero muy asequible, y se divide en tres partes. La primera examina el fundamento biológico de la agresividad, y se centra en conceptos como la herencia familiar y genética, y los aspectos que la afectan y conforman, en el funcionamiento del cerebro y el control emocional vinculado a estas emociones, y en la influencia de nuestra historia evolutiva. La segunda parte analiza el comportamiento que acaba derivando en conductas violentas, desde los trastornos psiquiátricos a las agresiones sexuales o la violencia familiar.

Cabe mencionar también el apartado dedicado al terrorismo, que analiza la larga evolución de este fenómeno, presente desde los albores de la historia como una forma de violencia destinada a alcanzar el poder territorial. Se detalla fundamentalmente la génesis y las particularidades del individuo que se convierte en terrorista, se trazan perfiles psicobiológicos de su personalidad y se caracterizan diversas manifestaciones del terrorista, desde políticos y caudillos manipuladores hasta el terrorismo suicida contemporáneo. Al final del apartado, se presentan una serie de recapitulaciones para prevenir este tipo de violencia.

Un mundo sin violencia

Por último, la tercera parte explora la posibilidad de un mundo sin violencia, pero a diferencia de las otras dos, en las que los autores firman conjuntamente el texto, aquí cada uno de los seis da su opinión, desde su ámbito particular de conocimiento.

Cada capítulo del libro comienza con una ilustración de Xaro Sánchez, coautora del volumen, psiquiatra, neurocientífica y artista. Sus ilustraciones exploran algún aspecto concreto de la violencia humana y tienen relación con el capítulo que abren. La ilustración de la portada es L’ull d’Eckert, un asesino en serie alemán, camionero de profesión, y autor de casi una veintena de asesinatos entre 1974 y 2006 en varios países de Europa, como Alemania, Francia o España, donde estranguló a tres de sus víctimas.