UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El galardón se entregó durante los actos conmemorativos del 8 de marzo

No fue hasta 1967 cuándo la primera mujer corrió con dorsal propio una maratón. Fue en Boston y la atleta- Kathrine Switzer- lo consiguió al inscribirse únicamente con sus iniciales, sin identificarse como mujer, hecho por el que fue agredida durante la carrera, que sólo consiguió terminar con la ayuda de otros corredores. En 2010, sólo el 18% de la investigación publicada en revistas de rendimiento deportivo de mayor impacto recogía a las mujeres deportistas como muestra de estudio. En las Olimpiadas de Londres 2012 todos los países, excepto tres, contaron con representación femenina, por lo que pasaron a la historia como los Juegos Olímpicos de las Mujeres. Sin embargo, en algunas delegaciones, los hombres de desplazaron en primera clase, mientras que sus homólogas mujeres, lo hacían en clase turista. Actualmente en España, de las 66 federaciones deportivas existentes, sólo la de Petanca está presidida por una mujer.

Datos como estos revelan que aunque se avanza en la dirección correcta, todavía queda mucho trabajo pendiente en cuestión de mujer y deporte. Para visibilizarlo, este año la Universidad de Alicante ha entregado su II Premio Igualdad a su equipo de que, con su lema Somos mujeres, somos deportistas, tenemos ese poder”, ha revolucionado todas las expectativas en el mundo del fútbol al máximo nivel. También por eso, deporte y mujer ocupa uno de los ejes de actuación del II Plan de Igualdad que la Universidad de Alicante llevará a cabo en los próximos años.

El acto de entrega del galardón tuvo lugar el pasado viernes en el día central de las actividades organizadas en el Campus con motivo del 8 de marzo. El programa de la jornada se inició con la actuación de la cantautora Inés Saavedra, dentro del programa Mujeres Músicas en la UA, que organizan el Secretariado de Cultura y el Centro de Estudios de la Mujer. En el mismo escenario se procedió a dar lectura pública a un manifiesto por la Igualdad. Según datos recientes del Foro Económico Mundial, “España ha retrocedido en el rànquing de la brecha de género, una veintena de puestos en dos años”, algo que desde la institución se considera “inadmisible”. El rector, Manuel Palomar, que incidió en “el compromiso con la igualdad de oportunidad efectiva entre mujeres y hombres tanto en ideologías, como en normas i estructuras” y su apuesta por “visibilizar las discriminaciones y sensibilizar sobre la desigualdad estructural”. Durante la entrega del premio, se destacó la importante labor realizada por las jugadoras en esta carrera meteórica plagada de éxitos desde que arrancara su andadura en 1998 en la liga provincial y autonómica. En Primera División desde 2011 y con la permanencia como único reto, han conseguido situarse en la élite del deporte jugando la Copa de la Reina en dos ocasiones y quedando terceras, en la temporada pasada. El equipo, además, nutre de jugadoras a las selecciones española, portuguesa y japonesa, contribuyendo a la internacionalización de la Universidad de Alicante. Por otra parte, desde este año, han creado la Escuela de Fútbol Sala femenino de la UA dirigida a niñas de entre 5 y 16 años.

Las jugadoras mostraron su satisfacción por un reconocimiento que sobrepasa el mérito deportivo.