UNIVERSIDAD DE LEÓN

En la toma de posesión del Decano, Hermida le ha pedido la máxima implicación de todo el personal del centro para garantizar la calidad de la enseñanza.

José Gabriel Fernández Álvarez ha renovado hoy su mandato de cuatro años como decano de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León (ULE), en un acto que se ha desarrollado en la Sala de Juntas del Edificio de Rectorado, en presencia de numerosos compañeros, amigos y familiares del profesor.

En la toma de posesión, el decano ha querido agradecer a su equipo y a todo el personal del centro el apoyo que le han prestado en estos años, y ha formulado un emocionado alegato en favor de los estudiantes. “Por ellos y para ellos, – afirmó-, todo esfuerzo merece la pena”.

También ha querido dejar constancia de su decepción por la suspensión de la visita que iba a realizar la comisión encargada de verificar la acreditación europea, y su preocupación por los problemas del hospital veterinario. “del éxito o fracaso de la evaluación europea, -explicó-, depende también el del hospital veterinario, que cuenta con excelentes profesionales e instalaciones, pero hay que darle un impulso para conseguir que se convierta en un centro de referencia en Castilla y León, ya que tenemos poco tiempo para lograrlo, y recursos económicos limitados”.

En su turno de palabra, el Rector ha comenzado por recordar que el presente está condicionado por el pasado, y explicó que la ULE invirtió mucho dinero en una línea en la que se confiaba, y que luego se ha visto que no era quizá la más adecuada. “El hospital veterinario, – apuntó-, debe ser un servicio a la facultad y a los estudiantes, al tiempo que un lugar en donde se desarrolle la investigación, pero no puede ni debe ser una clínica privada”.

Finalmente Hermida hizo pública su petición a todo el personal de la facultad, desde los profesores al personal de administración y servicios, pasando por los alumnos e investigadores, para que se impliquen al máximo con el objetivo de “garantizar la calidad de la enseñanza, de cara a conseguir que el centro se convierta en lo que fue, un centro de referencia”.

Fernández Álvarez nació en León en 1960, está casado y tiene tres hijos, y su vinculación con la Facultad de Veterinaria se remonta a sus tiempos de estudiante. En dicha facultad se licenció en 1982, también se doctoró en Vegazana en 1986, obteniendo el Premio Extraordinario de Doctorado, y es allí donde comenzó su tarea docente como profesor ayudante, posteriormente obtuvo plaza de profesor titular, y desde el año 2003 es Catedrático de Universidad de Anatomía.

A su actividad docente hay que añadir la investigadora, como autor de artículos en revistas científicas internacionales, comunicaciones en congresos, y la participación en proyectos en el campo de de la embriología del Sistema Nervioso, la embriología aplicada a la biología en la reproducción, y la ingeniería del tejido cartilaginoso y adiposo.