UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La alcaldesa de Alicante y el rector de la UA firman el convenio de este proyecto estratégico para potenciar la salud y calidad de vida de los alicantinos

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y el rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, han rubricado hoy, lunes 17 de marzo, el convenio para desarrollar el proyecto ‘Alicante ciudad Saludable y Sostenible 2025’. Con la firma se inicia un proyecto de colaboración estrecha de ambas instituciones a largo plazo con un objetivo común: poner en marcha todas aquellas iniciativas que mejoren la sostenibilidad de la ciudad, y la salud y calidad de vida de sus ciudadanos.

El rector de la UA ha destacado la estrecha colaboración entre las instituciones, sin parangón en España. “La ciudad tiene unas necesidades y la UA pone sus activos al servicio de la ciudad para beneficio mutuo”, ha explicado Palomar, que ha destacado la labor de un equipo investigador multidisciplinar, en el que participan 20 grupos científicos y más de 100 expertos. Coordinado por la Facultad de Ciencias de la Salud, el proyecto partirá de la detección y puesta en valor de los activos saludables existentes en la ciudad para potenciarlos y convertir a la capital alicantina en modelo de ciudad habitable, sostenible y saludable, vinculándola al ideal de convivencia y calidad de vida. Sobre el proyecto presentado, Sonia Castedo ha remarcado como “gran reto de este siglo” implementar acciones que fomenten “que no sólo se viva más, sino que se viva mejor, y no sólo que se viva mejor, sino que se viva mejor en entornos urbanos como el de nuestra ciudad, que tiene muchas potencialidades para permitir el desarrollo de una vida activa y saludable, pero que requiere de proyectos estratégicos como el que hoy presentamos”. Estas potencialidades presentes en la ciudad a diversos niveles y que ya están siendo analizadas, han sido presentadas por la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Ana Lagura, cuyo centro coordinará el proyecto. Los expertos han comenzado a trabajar en la elaboración del ‘Mapa de activos’, inicialmente en tres barrios alicantinos (Benalúa, Centro y Virgen del Remedio), en los que se buscar concretar espacios de oportunidad para mejorar la salud de la población y su calidad de vida. Este proyecto inicial cuenta con fondos de FIS (Fondos de Investigación Sanitaria) con un presupuesto de 75.000 euros.

Tras la definición de los activos, el proyecto se estructurará en tres grandes áreas: fomentar el envejecimiento activo, el programa Alicante Cardiosaludable y la implementación de las nuevas tecnologías en la consecución de estos objetivos. Cada una de estas líneas de trabajo contará con su propio comité para vigilar el progreso de las iniciativas. Según ha explicado la alcaldesa, por parte del Consistorio en esta primera fase, son las áreas municipales de Sanidad y Medio Ambiente, Agencia Local de Desarrollo, Educación, Comercio y Mercados, y Urbanismo, las directamente implicadas en el proyecto; pero en un futuro pueden involucrarse otras.

Ambas entidades iniciarán gestiones conjuntas para conseguir que los diferentes proyectos puedan ser incluidos en futuras iniciativas europeas y convocatorias de carácter nacional, tanto para conseguir financiación, como para favorecerse de la conexión a redes que ayuden a compartir y difundir experiencias mutuas. Tanto la Universidad como el Consistorio alicantino promoverán también la participación activa de las redes sociales y comunitarias: asociaciones vecinales, movimientos ciudadanos, comunidad educativa, mundo del deporte, asociaciones de pacientes y de profesionales de la salud, empresariado del sector de la salud, y de la gastronomía y alimentación, o del propio sector turístico, que serán parte esencial desde el inicio en el diagnóstico, desarrollo y aplicación del proyecto.