UNIVERSIDAD DE GRANADA

Investigadores de las universidades de Granada y Alicante han comprobado la eficacia de un “test de color”, inicialmente diseñado por la empresa alemana AUDI, que pretende reemplazar a las apreciaciones visuales subjetivas realizadas por humanos.

Científicos de las universidades de Granada y Alicante han comprobado la eficacia de un “test de color”, diseñado por la empresa alemana AUDI, que pretende reemplazar a las apreciaciones subjetivas realizadas por humanos en el sector automovilístico, tanto para los colores homogéneos (uniformes) como los gonioaparentes (o con pigmentos de efecto).

Los investigadores españoles están colaborando con AUDI AG en el desarrollo de fórmulas de diferencia de color avanzadas para materiales gonioaparentes, unos materiales particularmente atractivos para muchos diseñadores y consumidores. Este tipo de pinturas cambian de color con el ángulo de observación e iluminación, y presentan además otras propiedades visuales como granulado (graininess) o centelleo (sparkle).

Como explica el autor principal de este trabajo, el catedrático de Óptica de la Universidad de Granada Manuel Melgosa Latorre, los materiales gonioaparentes “crean ilusión de profundidad y pueden presentar un llamativo efecto de cambio de color según los ángulos de iluminación y observación”. En la actualidad, se emplean diversos materiales gonioaparentes en más del 65% de los casos en el exterior de los coches, y también en otras industrias como la cosmética, o en la lucha contra la falsificación.

Distintos proveedores para fabricar coches

En el caso de la automoción, desde el punto de vista técnico el problema principal “está en que los distintos proveedores de la empresa que fabrica el coche deben facilitar sus componentes (parachoques, capó, puertas, espejos, etc.) dentro de unas estrictas tolerancias o márgenes de aceptación de color, de manera que el fabricante final pueda sacar al mercado un coche con un mismo color percibido en todas sus zonas”.

Los expertos advierten de que, para conseguir un mismo color en el vehículo, no basta con utilizar una misma pintura (a menudo empleando nanopigmentos), puesto que los sustratos sobre los que se aplica la pintura en cada componente son diferentes, lo que produce variaciones del color final. De ahí la utilidad de esta técnica, que permitirá obtener una uniformidad en el color en los vehículos confeccionados con materiales gonioaparentes de manera automatizada y acorde con la percepción visual.

Los primeros resultados de esta investigación se han publicado en la prestigiosa revista Optics Express, que edita la Optical Society of America.

Referencia bibliográfica:

Measuring color differences in automotive samples with lightness flop: A test of the AUDI2000 color-difference formula

Manuel Melgosa, Juan Martínez-García, Luis Gómez-Robledo, Esther Perales,

Francisco M. Martínez-Verdú, and Thomas Dauser

Optics Express (Optical Society of America) 22 (3), 3458-3467 (2014)