UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

El presidente de la patronal eléctrica ha charlado sobre el sector energético español y las consecuencias de la reforma con los alumnos del Grado en Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Francisco de Vitoria.

Pozuelo de Alarcón (Madrid), 8 de abril de 2014 – El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, ha explicado a los alumnos de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Francisco de Vitoria cómo es la situación actual del sector energético español y cuáles son las consecuencias de la reforma de la tarifa eléctrica que ha entrado en vigor la semana pasada y que implica cambios importantes en la forma en la que se fijan los precios de la luz.

Montes ha explicado que “en una familia media española, el recibo eléctrico supone unos 50 euros al mes (3% del gasto de una familia media), y no está entre los mayores recibos de una casa telefonía móvil, gasolina, agua). Sin embargo la sensibilidad es enorme”.

El mayor problema del Estado español, después del déficit público, es el sector eléctrico, que acumula una deuda a su favor de 30 mil millones de euros, lo que supone un 3% del PIB. Hace unos años el consumo eléctrico se multiplicaba cada año, sin embargo, a día de hoy, el consumo ha caído de tal manera que está a la altura del año 2003. Esto, con una potencia instalada que es cada vez mayor, lo que hace que el desequilibrio sea muy grande. Es un problema que viene de mucho tiempo atrás porque se ha favorecido la instalación de una mayor potencia pero el consumo eléctrico iba bajando. Esto ha generado un gran déficit de tarifa que es una deuda que tenemos con el sistema todos los consumidores eléctricos de España. Es un caso único en Europa. El problema radica fundamentalmente en que la energía eléctrica no es almacenable, con lo cual se consume a la vez que se genera. Esto obliga a ser capaz de tener la flexibilidad de responder de forma inmediata a cualquier variación de la demanda, lo que el sistema eléctrico español hace con una fiabilidad del más del 99%.

¿Cómo se mide el sistema eléctrico? El presidente de la patronal eléctrica ha explicado que en el recibo hay dos partidas importantes. Hay una parte que depende del libre mercado (este precio de la energía lo fija la oferta y la demanda en una subasta y está entre los más baratos de Europa). Y el segundo son los costes regulados que los fija la administración. Así que ¿por qué el recibo español está entre los más altos de Europa? Montes ha explicado que se debe a que “los componentes que fija el Gobierno son los más altos de Europa. Y como los consumidores pagamos la suma de esas dos cantidades, el resultado es muy alto”.

Así, ha señalado que el déficit de la tarifa ha llevado a la necesidad de esta reforma porque “los precios de la electricidad no han subido a lo largo de la última década, aunque sí lo ha hecho la tarifa eléctrica debido a los costes regulados con que ésta se ha visto cada vez más sobrecargada”.

Sobre el nuevo mecanismo de revisión de los precios de la electricidad, ha asegurado que es “tremendamente complejo” y que su puesta en práctica “lleva su tiempo” porque “el sector eléctrico no es quien ha generado el déficit pero sin embargo, tenemos la obligación de financiarlo y no sólo nosotros sino también los consumidores”. De hecho, ha afirmado que la propuesta del ministerio no es la ‘solución ortodoxa’ que supondría ajustar costes e ingresos de forma que la factura eléctrica recogiese todos los costes del suministro eléctrico (y ningún otro) y que iba a ser asumido por las tres patas del sector: los operadores, los consumidores, y el Estado. A día de hoy, explicaba Montes, “nosotros hemos cumplido con lo que la ley nos ha obligado: entre 2012 y 2013 hemos pagado más de 4.000 millones de euros”. Por su parte, los clientes han cumplido también, “puesto que han tenido dos subidas de tarifa que les ha supuesto cerca de 1500 millones de euros”. Y la tercera pata que son los Presupuestos Generales del Estado se han retirado porque eso hubiera sido déficit público.

Por último, Eduardo Montes, ha recordado a los alumnos del Grado en Administración y Dirección de Empresas de la UFV que son la generación del presente y que el sistema político y económico que tenemos es el menos malo de los posibles. La democracia y la de libre mercado, que genera millones de puestos de trabajo. “Lo que hay que decirle a nuestros gobernantes, a través de nuestro voto, es lo que queremos que hagan y que no utilicen los populismos”, añadía.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralNoticiasUniversidades de Madrid

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed