UNIVERSIDAD DE DEUSTO

es el primer territorio subnacional analizado por el Social Progress Index (SPI)

– Nueva Zelanda lidera el ranking SPI 2014 sobre un total de 132 países

– Orkestra de la Universidad de Deusto ha computado el Índice para Euskadi, junto con un equipo liderado por el profesor de la Universidad de Harvard, Michael E. Porter

– Este proyecto cuenta con el apoyo del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco

Recientemente se ha publicado el Social Progress Index 2014 (SPI) que mide el nivel al cual los países cubren las necesidades sociales y ambientales de sus ciudadanos. Este índice busca nuevas formas de medición que faciliten impulsar políticas públicas y privadas para el desarrollo y de los ciudadanos, más allá de las mediciones tradicionales, basadas en el desempeño económico o PIB.

El consorcio internacional del SPI ha elegido a Euskadi como primer territorio subnacional para aplicar el índice. Euskadi ha sido elegida por su avanzado desempeño económico con altos niveles de renta; por tener unos elementos culturales diferenciales y capacidad de autogobierno que pueden tener impacto en el nivel de desarrollo social; y por ser una referencia internacional en la aplicación de políticas de desarrollo territorial y en la medición del impacto de estas.

Este novedoso índice parte de la base de que a partir de un determinado nivel de ingresos, la conexión entre crecimiento económico y progreso social no es directa y el bienestar de las personas depende de las oportunidades que tengan para desarrollar todo su potencial. Para medir el progreso social define tres dimensiones: “cobertura de necesidades humanas básicas”, “fundamentos del bienestar” y “oportunidades”. La puntuación de los países en cada una de estas tres dimensiones explica que países con una renta per cápita similar, como España y Nueva Zelanda, ocupen posiciones tan dispares: mientras que España no logra situarse entre los primeros veinte lugares del ranking, Nueva Zelanda lo encabeza.

Una de las conclusiones del SPI 2014 es que los países que mejor desempeño muestran son aquellos con un nivel de desarrollo económico alto y un tamaño relativamente pequeño o mediano. Aunque el SPI espera estudiar los factores que inciden en este resultado en próximos años, uno de los motivos puede ser el que estos países tienen una mayor cercanía a sus ciudadanos lo que les permite hacer políticas sociales más efectivas.

Aunque se trate de una primera experiencia, la aplicación del SPI a Euskadi ha permitido constatar las dificultades de aplicar las mismas fuentes estadísticas globales a nivel subnacional o territorial. El conocimiento acumulado por Orkestra, que ha trabajado estrechamente con Eustat, ha permitido identificar estas dificultades de cara a avanzar en futuras ediciones del índice. El objetivo del SPI es poder aplicar en el futuro el índice a territorios sub-nacionales, para lo que el piloto realizado para Euskadi será determinante.

Dadas las dificultades metodológicas, los resultados para Euskadi no son concluyentes. Sin embargo, apuntan a que Euskadi muestra un desempeño similar a España, especialmente en las dimensiones de “cobertura de necesidades humanas básicas” y “oportunidades”. En lo que se refiere a la dimensión “fundamentos del bienestar”, el desempeño de Euskadi es algo mejor que el de España.

Susana Franco, investigadora de Orkestra y responsable de la coordinación del caso piloto para el Euskadi, declaró, durante su participación en la presentación del informe en Londres, que “más allá de los rankings, es importante analizar cada uno de los indicadores para identificar áreas de mejora que conduzcan a la acción y permitan aplicar políticas correctivas”.

Por su parte, Mari Jose Aranguren, directora académica de Orkestra, quien también estuvo presente en la presentación del informe, manifestó la “satisfacción del Instituto por poder aportar su conocimiento al desarrollo de una iniciativa que sin duda, redundará en una medición más precisa de la competitividad y, en consecuencia, en las políticas que se impulsen para incrementarla”.

La iniciativa ha contado con el apoyo del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco que ha puesto a disposición del SPI el conocimiento de años de trabajo en esta materia en Euskadi con el objetivo de ccontribuir a la construcción de un mundo más justo y equilibrado mediante la medición de diferentes factores de desarrollo alternativos al desempeño económico o PIB.

El trabajo liderado por Michael E. Porter, profesor de la Universidad de Harvard, ha contado con la participación de investigadores del Instituto Vasco de Competitividad (Orkestra) de la Universidad de Deusto. La experiencia del País Vasco ha sido coordinada por Orkestra y ha contado con la colaboración de expertos del Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública (CIBERES), EnovatingLab, Eustat, Ihobe, y Lehendakari Agirre Center.

Para más información de los resultados de País Vasco en el SPI 2014 (pág. 71): http://www.socialprogressimperative.org/es/data/spi/countries/ESP

Para más información sobre el índice SPI 2014:

http://www.socialprogressimperative.org/es/data/spi

Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad es un centro para el análisis y debate sobre competitividad territorial nacido en 2006 en el seno de la Fundación Deusto. A través de la investigación de excelencia, programas de instrucción especializados y la permanente interacción con los agentes económicos, incluidas las empresas, aspira a orientar el desarrollo de las políticas públicas, las agendas de los actores relevantes, y las dinámicas de las empresas. El valor estratégico de Orkestra radica en dos factores: (1) que actúa de eslabón entre la investigación de excelencia, en el estudio de la competitividad y su aplicación en la mejora de esta; y (2) que tiene como interlocutores a las diferentes administraciones que intervienen en el territorio, a las empresas que son los sujetos esenciales de la transformación competitiva permanente, y a los actores intermedios que operan en la sociedad civil. Con sedes en el Campus de la Universidad de Deusto de Donostia-San Sebastián y Bilbao, el Instituto cuenta con una importante red de colaboradores, destacando el papel impulsor del Gobierno Vasco –a través de SPRI–, la Diputación Foral de Gipuzkoa, Euskaltel y Repsol-Petronor en el funcionamiento del Instituto. Adicionalmente, cuenta con el apoyo de Boston Consulting Group, el Ente Vasco de Energía (EVE) e Iberdrola, en la Cátedra de Energía de Orkestra.