UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El Encuentro Internacional “Patrimonio cultural y conflictos. Lecciones para salvaguardar el patrimonio sirio” se ha clausurado hoy

El Encuentro Internacional “Patrimonio cultural y conflictos. Lecciones para salvaguardar el patrimonio sirio” se ha clausurado hoy en la Universidad de Cantabria (UC) con la presentación de una serie de medidas que se adoptarán en el caso Sirio para mitigar los daños que el conflicto actual está generando en el patrimonio cultural de la zona.

Durante el transcurso del encuentro, que comenzó el pasado 23 de abril, expertos de Egipto, Libia, Siria, Líbano, Iraq y Bosnia-Herzegovina, han expuesto y debatido las experiencias vividas de primera mano en sus lugares de origen, así como las medidas de protección llevadas a cabo y nuevas propuestas.

Esto ha permitido llegar a un consenso para optimizar el resultado de estas acciones de protección y recuperación que se ha concretado en una serie de medidas que se van a poner en marcha en el caso de Siria. La implementación de las medidas será posible gracias a la asistencia a la reunión de representantes del gobierno y de la oposición, ambas partes conscientes de la importancia que tiene la preservación de la cultura, independientemente de circunstancias políticas transitorias.

La primera disposición consiste en la creación de una base de datos que registre el patrimonio cultural existente, así como los daños detectados. Para ello, ambas partes se han prestado a colaborar ofreciendo información sobre el patrimonio existente en sus territorios. En este sentido, está previsto solicitar en próximos congresos internacionales la colaboración de las misiones científicas que han trabajado en la zona para que compartan su información.

Según se detalló, durante los procesos de reconstrucción de los países se producen casi tantos daños como en el transcurso de los conflictos. Por esta razón, como segunda medida, se ha planteado la necesidad de disponer de una base documental de manuales y guías en lengua árabe que orienten de forma adecuada las labores de restauración.

Por último, la tercera gran medida va a ser la formación de equipos de trabajo que actúen sobre el terreno en territorio sirio, apoyados y coordinados por oenegés e instituciones universitarias y de investigación.

Aunque no ha habido contacto directo, la comunicación entre ambas partes se ha llevado a cabo a través de la ong Heritage for Peace, organizadora junto con la Universidad de Cantabria (Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas) y el CSIC (Institució Milá i Fontanals), centrándose en exponer sus experiencias y necesidades. Las zonas de Siria cuyo patrimonio se ha visto más afectado son Alepo, el norte del país y el entorno del Éufrates, contando con daños, al menos con seis sitios históricos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralUniversidades de Cantabria

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed