UNIVERSIDAD DE NAVARRA

-Permanecerá en el centro académico del 28 de abril al 19 de mayo

será beatificado el 27 de septiembre en Madrid. “Un santo en datos”, es el título de la exposición que la Universidad de Navarra ha querido ofrecer a la ciudadanía de quien fue primer sucesor de san Josemaría y gran Canciller de la Universidad de Navarra entre los años 1975 y 1994. Ha sido inaugurada hoy en el vestíbulo de la Biblioteca de Humanidades y permanecerá en Pamplona hasta el 19 de mayo, para partir después a otras siete ciudades de España.

En la inauguración de la exposición han intervenido: el , ; , que fue rector de la Universidad en los años en que Mons. Álvaro del Portillo fue Gran Canciller, y la arquitecta de la exposición, Loreto Spa.

Además, el comisario de la exposición y catedrático de Historia Contemporánea, Pablo Pérez, ha dicho que Monseñor Álvaro del Portillo fue una persona especialmente humilde; por eso organizar una muestra era difícil porque “se empeñó en ocultarse”. El diseñador de los infográficos, Javier Errea, ha afirmado que esperaba tres objetivos: “que a los visitantes les guste y la disfruten zambulléndose en ella; que la infografía se conozca y se valore un poco más; y que retrate bien a Monseñor Álvaro del Portillo, que contribuya a su conocimiento y su justa ponderación. Y que pueda incluso estimular la fe de algún indeciso. Si la infografía puede salvar los diarios, ¿por qué no creer que haga otros milagros?”.

“Un santo en datos” es un reconocimiento agradecido de la Universidad de Navarra a una vida –la de Monseñor Álvaro del Portillo- que dejó una huella de alegría, de cambio, de esperanza y de cariño en miles de personas en los cinco continentes. La particularidad de la exposición en Pamplona es que cuenta con un panel exclusivo dedicado a la Universidad de Navarra y a las iniciativas que surgieron por impulso directo de Monseñor Álvaro del Portillo: la puesta en marcha del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), y lo que hoy es el Instituto Cultura y Sociedad (ICS). La Facultad de Teología debe también su crecimiento al futuro beato. También se reflejan los datos de sus visitas y estancias en la Comunidad Foral: en 24 ocasiones, 258 días.

inauguracion-exposicion-monsenor-alvaro-del-portilloEl vestíbulo de la Biblioteca, de 230m2, está ocupado por cinco semicilindros retroiluminados, de 4’5 metros de ancho por 2 metros de alto, y 4 zonas de TV, que cambian totalmente la perspectiva del espacio y permiten al visitante dos tipos de recorridos, uno rápido y otro más lento. Cinco fotografías conceptuales gigantes, hechas para la ocasión, y 110m2 de vinilo rotulado con datos sobre la vida de Monseñor Álvaro del Portillo -forma comprensible para el hombre moderno acostumbrado a pesar, medir y contar- son el reclamo de esta exposición “diferente, original y moderna”, en palabras de Loreto Spa, arquitecta.

La exposición ha sido realizada por profesionales del mundo de la arquitectura, la fotografía, la infografía y el diseño gráfico. La instalación audiovisual es de la productora Betafilms.

Breve biografía de Mons. Álvaro del Portillo

Nació en Madrid el 11 de marzo de 1914. En 1935 se incorporó al Opus Dei. Muy pronto se convirtió en la ayuda más firme del fundador, San Josemaría Escrivá, permaneciendo a su lado durante casi cuarenta años, como su colaborador más próximo. Era doctor Ingeniero de Caminos, doctor en Filosofía y Letras (Historia) y doctor en Derecho Canónico.

El 25 de junio de 1944 fue ordenado sacerdote. Desde entonces se dedicó enteramente al ministerio pastoral, en servicio de los miembros del Opus Dei y de todas las almas.

En 1946 fijó su residencia en Roma, junto a San Josemaría. Su servicio infatigable a la Iglesia se manifestó, además, en la dedicación a los encargos que le confirió la Santa Sede como consultor de varios Dicasterios de la Curia Romana, como la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Congregación para el Clero, la Congregación para las Causas de los Santos y el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales. Trabajó en el Concilio Vaticano II.

En 1975 fue elegido primer sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei. Fue Gran Canciller de la Universidad de Navarra desde esa fecha hasta el día de su fallecimiento en Roma, el 23 de marzo de 1994.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: Actividades culturales universitariasConvocatorias universitariasUniversidades de Navarra

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed