UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Organizado por la UC, el y Heritage for Peace, este foro reúne a expertos en los casos de Libia, Egipto, Líbano, Bosnia, Iraq y Siria para proponer mejores medidas de protección del patrimonio cultural sirio, actualmente en peligro

El Encuentro Internacional “Patrimonio cultural y conflictos. Lecciones para salvaguardar el patrimonio sirio” se ha inaugurado hoy en la Universidad de Cantabria (UC) como foro de reunión y debate para alcanzar un consenso entre expertos y profesionales sobre las medidas que tomar para la protección del patrimonio cultural en zonas que viven conflictos bélicos.

Hasta el 25 de abril en el Encuentro Internacional “Patrimonio cultural y conflictos” se abordarán las experiencias vividas en países recientemente en conflicto, con la finalidad práctica de proponer medidas de protección y salvaguarda del patrimonio que puedan servir para casos como el que vive Siria desde hace tres años.

La apertura de la reunión ha estado presidida por la vicerrectora de Internacionalización de la UC, Teresa Susinos, así como miembros de la organización del encuentro: Jesús González Urquijo, investigador del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas (IIIPC); Juan José Ibáñez, investigador de la Institució Milà i Fontanals, (CSIC); y René Teijgeler, secretario de la ONG Heritage for Peace.

Susinos, en el acto de bienvenida a los asistentes, destacó que en los conflictos “no sólo se pierden valores y vidas humanas”, sino un patrimonio cultural “también insustituible”, y por ello su protección “es un asunto de ámbito internacional” y se hace “necesario” establecer medias “concretas” y que tengan “valor universal” para casos diversos.

Participan en este foro expertos procedentes de Egipto, Libia, Siria, Líbano, Iraq y Bosnia-Herzegovina, entre otros países, quienes darán a conocer los daños causados, por ejemplo, por proyectiles, explosiones, obras ilegales como el tapiado de edificios emblemáticos, robo de objetos, saqueos de yacimientos arqueológicos… además de las medidas de protección que se han llevado a cabo en sus territorios, con conflictos recientes que han asolado el patrimonio cultural: “muchos edificios religiosos e incluso cascos históricos urbanos completos, excavaciones arqueológicas, monumentos, bibliotecas, etc.” ha enumerado Teijgeler. Entre otros, explicó que ya se han visto afectados seis sitios Patrimonio de la Humanidad, así como varios que son candidatos a ser declarados tales.

En este sentido, Ibáñez alertó de la importancia de los daños producidos sobre el patrimonio inmaterial: “No hablamos sólo de preservar piedras, sino de proteger toda la cultura de un país”, afirmó.

Medidas de protección

Tras este primer día enfocado a dar a conocer las experiencias de diversos países, mañana, durante la segunda jornada, la reunión examinará, de la mano de algunos de sus protagonistas, la situación actual que vive Siria tras varios años de grave inestabilidad, y para proponer medidas que permitan salvaguardar su ingente patrimonio, ahora en peligro. La importancia de este foro radica también en que, por primera vez, ha permitido reunir a expertos que, a pesar de sus sensibilidades políticas opuestas, tienen en común la necesidad de proteger el patrimonio cultural.

El día 25, en reuniones especializadas que serán ya a puerta cerrada, los expertos analizarán los elementos que sirven para prevenir los daños, proteger y recuperar el patrimonio cultural afectado por los conflictos y guerras. También evaluarán la eficacia de los convenios y protocolos internacionales actualmente en vigor y, posteriormente, harán pública una declaración final con sus conclusiones y su eventual aplicación al caso de Siria.

El foro está organizado por la Universidad de Cantabria a través de su Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas (IIIPC), la ONG Heritage for Peace y la Institución Milà y Fontanals (IMF) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Experiencias de primera mano

Cuenta con la participación en forma de presentaciones y ponencias de los siguientes expertos: Asaad SEif, arqueólogo coordinador de excavaciones e investigaciones arqueológicas de la Dirección General de Antigüedades de Líbano; Amra Hadzimuhamedovic, profesora de la Universidad Internacional de Sarajevo y presidenta de la Comisión para la Protección de Monumentos Nacionales de Bosnia-Herzegovina; Abdel Hamid Salah Sayed, cofundador del Comité de Rescate del Patrimonio Egipcio; el escritor y activista en defensa del patrimonio iraquí, Amir Doshi; y Hafed Walda, investigador del King’s College de Londres y consultor del Departamento de Antigüedades de Libia.

Sobre el caso concreto de Siria, el encuentro cuenta con las aportaciones de Emma Cunliffe, arqueóloga de la Universidad de Durhan, autora del informe “Damage to the Soul: Syria’s Cultural heritage in Conflict” (Daños en el alma: el patrimonio cultural de Siria en conflicto); Michael Al Maqdissi, exdirector de Excavaciones Arqueológicas en la Dirección General de Antigüedades de Siria; Lina Kutiefan, directora de gestión de Monumentos y Cooperación Internacional; Bassem Hatahet, asesor de Patrimonio; el exdirector de la Biblioteca Nacional de Alepo, Mahmoud Misry; Amr al Azm, exdirector del centro de Investigación Arqueológica de la Universidad de Damasco; Frank Braemer, director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica francés; e Isber Sabrine, presidenta de Heritage for Peace.

Investigación arqueológica

El Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, que enmarca su trabajo en el área estratégica de Patrimonio y Lengua de Cantabria Campus Internacional, y el CSIC (Institución Milà y Fontanals) colaboran desde hace una década en el desarrollo de proyectos de investigación arqueológica en Siria, Líbano, Turquía y Jordania, centradas en el origen del Neolítico y en el estudio de las últimas sociedades de cazadores-recolectores de la región, los natufienses. Entre otras actuaciones, han llevado a cabo excavaciones en los yacimientos de Jeftelik, Tell Marj, Tell Qarasa y Tell Labwe.

Heritage for Peace es un grupo internacional que trabaja en torno al patrimonio como instrumento para construir la paz. Fundada en febrero 2013, su misión es prestar apoyo en a los especialistas en la protección de sus colecciones, monumentos y sitios arqueológicos durante los conflictos armados.