UNIVERSITAT JAUME I

La Comisión Europea ha logrado un acuerdo político a finales de febrero que proporciona la base jurídica necesaria para la consecución de la identificación y la autenticación electrónicas en Europa con la utilización de la infraestructura de STORK 2.0, un proyecto en el que participan técnicos del Gabinete de Planificación y Prospectiva Tecnológica y del Servicio de Informática.

José Pascual Gumbau y Vicent Andreu, que lideran uno de los cuatro programas piloto, en concreto, el dedicado al aprendizaje universitario y calificaciones académicas, han indicado que «este acuerdo favorecerá la movilidad universitaria y proporcionará la confianza necesaria en las relaciones electrónicas interuniversitarias».

La regulación sobre identificación electrónica y servicios de confianza para transacciones electrónicas en el mercado interior (eIDAS), que está previsto que entre en vigor el 1 de julio de 2014, pretende desarrollar la interoperabilidad y el uso de la identificación electrónica y los servicios de confianza. Su objetivo es eliminar las barreras que dificultan las transacciones electrónicas nacionales y transfronterizas, dándoles la misma validez legal que los procesos basados en el papel. El reglamento también incluye un refuerzo de la legislación vigente de la Unión Europea en relación con la firma electrónica.

La coordinadora del proyecto STORK 2 de Atos Spain, Ana Piñuela, afirma: «Este acuerdo sobre eIDAS representa un hito clave en nuestros esfuerzos para avanzar hacia la identificación electrónica y la autenticación interoperables y seguras para los Estados miembros de la UE. Hemos recorrido un largo camino desde el inicio del proyecto STORK en 2008 para lograr este hito». Además, añade: «Hoy en día, gracias a los esfuerzos conjuntos de la Comunidad Europea, los estados miembros y el consorcio STORK 2.0, estamos más cerca que nunca de lograr, sobre la base de la identificación electrónica y servicios de confianza reconocidos mutuamente por ambas partes, los niveles requeridos de confianza en las relaciones electrónicas transfronterizas entre los ciudadanos europeos y organizaciones públicas y privadas».

STORK 2.0 se lanzó en 2012 como proyecto piloto de gran escala. Reúne a 58 socios del consorcio y 19 países para facilitar la creación e implantación de una zona única de autenticación e identificación electrónica interoperable y sostenible para Europa. Los objetivos principales del proyecto son acelerar el despliegue de la identificación electrónica para los servicios públicos y privados; maximizar la adopción de sus soluciones escalables en toda la UE y países asociados; fomentar la cooperación entre los sectores público y privado y validar las especificaciones comunes y bloques de construcción por medio de cuatro proyectos piloto transfronterizos e intersectoriales (aprendizaje electrónico y calificaciones académicas; banca electrónica; servicios públicos para los negocios y salud en línea).

El responsable de Difusión y Comunicación de STORK 2.0, Arvid Welin, de Suecia, explica: «Con el ajuste óptimo que se ha conseguido actualmente entre el nuevo reglamento de eIDAS y los objetivos de STORK 2.0, ahora estamos realmente seguros de que el área única europea de identificación y autenticación electrónica se convertirá en una realidad para el beneficio y la adopción de todos los europeos».