UNIVERSIDAD DE JAÉN

Los galardonados con el Premio Derechos Humanos 2014, la Asociación Justicia y Reconciliación (AJR) y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH) de Guatemala, abogaron hoy en la Universidad de Jaén (UJA) por fortalecer el Estado de Derecho en Guatemala.

Anselmo Roldán, presidente de la Asociación Justicia y Reconciliación de Guatemala, y Héctor Reyes, abogado del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos, asistieron hoy a la presentación de este galardón que reconoce la labor en defensa de los Derechos Humanos, y que está apoyado por la UJA; la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), a través de la Cátedra UNESCO de Interculturalidad y Derechos Humanos, y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID) de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía.

Anselmo Roldán aseguró que a los países les dividen las fronteras, pero los Derechos Humanos son los mismos en todo el mundo. “El Derecho a la Justicia es un derecho primordial de los seres humanos. Eso es lo que estamos luchando en Guatemala, para que se fortalezca el Estado de Derecho y esperamos que se mantenga viva la sentencia que se emitió a favor de las víctimas”.

Por su parte, Héctor Reyes manifestó que este premio es para todas las miles de víctimas del conflicto interno de Guatemala. “Sus víctimas sobrevivientes se presentaron en un Tribunal de Guatemala y dieron a conocer su testimonio, y lo más valedero de eso es que a las 98 declaraciones testimoniales se dieron valor probatorio y esa es la verdad que sucedió en Guatemala en esos años de conflicto armado”.

El Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos es una institución no gubernamental guatemalteca que, desde 1989, tiene como misión promover y defender el ejercicio de los Derechos Humanos integrales, de hombres y mujeres en condición de exclusión y opresión, y denunciar e investigar casos de violación a los Derechos Humanos en Guatemala.

La Asociación Justicia y Reconciliación es una organización no gubernamental con personalidad jurídica y una junta directiva integrada por sobrevivientes del conflicto armado. Está compuesta por más de 100 sobrevivientes de 22 comunidades mayas afectadas por masacres realizadas entre 1981 y 1982 por los regímenes de los generales Lucas García y Ríos Montt, época conocida por la práctica contrainsurgente denominada “tierra arrasada”. CALDH ha sido asesora legal de AJR y querellante adhesivo en los procesos por genocidio en Guatemala. En 2013 ambas entidades recibieron en el Parlamento Europeo el galardón Silver Rose Award como reconocimiento por su contribución a la justicia social y solidaridad en el mundo.

En la rueda de prensa estuvieron presentes, también: Jorge Delgado, Vicerrector de Planificación, Calidad, Responsabilidad Social y Comunicación de la Universidad de Jaén; Rosa Díaz, Directora de Secretariado del Vicerrectorado de Igualdad, Cultura y Cooperación al Desarrollo de la Universidad Internacional Andalucía, y Olga Pozo, jefa para América Latina de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Universidad de Jaén

Jorge Delgado felicitó a los galardonados y subrayó que el presupuesto de cooperación al desarrollo de la Universidad de Jaén se mantiene “intacto”. Asimismo, invitó a la UNIA a trabajar de manera conjunta con el resto de universidades andaluzas en materia de cooperación. “Hay que utilizar más la proyección internacional de la UNIA”, dijo, “y ser capaces, las universidades andaluzas, de organizarnos y de presentar programas conjuntos de cooperación”.

Rosa Díaz agradeció a la AACID “que nos enseñe qué es cooperación, ya que, desde la universidad generamos conocimiento, pero siempre de la mano de los que saben y desde las entidades premiadas”, y añadió que el papel de las universidades es el de recoger , “el de canalizar las denuncias y enunciar que se esté conculcando los derechos humanos”.

Olga Pozo dijo que con el premio a ambas instituciones guatemaltecas se cumple con uno de los principios rectores de la cooperación andaluza, “que es apostar abiertamente por el respeto y la defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales de hombres y mujeres”.

Mesa redonda

Tras la presentación en rueda de prensa del premio, se desarrolló una jornada, que comenzó con una mesa redonda, bajo el título “Justicia por Genocidio. El caso de Guatemala”, en el que intervinieron los galardonados, así como Olga García, Rosa Díaz, Raquel Puentes, Directora del Secretariado de Responsabilidad Social de la UJA, y Alberto del Real, codirector Observatorio Derechos Humanos Gregorio Peces-Barba. Universidad de Jaén.

Etiquetado con:

Noticia clasificada como: GeneralNoticiasUniversidades de Andalucía

Te gustó este artículo? Subscríbete a mi RSS feed