UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Más de 50 personas se han inscrito a estas jornadas interdisciplinares, que se celebran hasta el jueves en la Universidad de Cádiz, donde expertos europeos e iberoamericanos analizarán la época posconstitucional

Más de medio centenar de personas se han inscrito al I Congreso Internacional Liberal: la Represión Absolutista y el Exilio que la Universidad de Cádiz organiza desde hoy hasta el jueves 8 en el edificio Constitución 1812; aunque la sala Argüelles ha completado su aforo en su primera jornada para albergar al numeroso público estudiantil que ha asistido en calidad de oyente al centro de la UCA.

La vicerrectora de Proyección Internacional y Cultural de la Universidad de Cádiz, Marina Gutiérrez, acompañada por la profesora de Filología de la Universidad de Cádiz y una de las coordinadoras del evento, Marieta Cantos, ha inaugurado esta mañana este encuentro, en el que participarán expertos europeos e iberoamericanos en Historia, Literatura, Arte, Filosofía y otras disciplinas complementarias en torno a la época que se vivió tras la abolición de la Constitución de 1812.

Gutiérrez ha dado la bienvenida y ha hecho un agradecimiento especial a los profesores del grupo de Estudios del siglo XVIII de la UCA y de los proyectos de investigación Cádiz escuela política: Opinión pública, ciudadanía y cultura política en Andalucía (1810-1845) (financiado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces) y Las Cortes de Cádiz y la revolución liberal en Andalucía e Iberoamérica. Un marco comparativo (del Plan Andaluz de Investigación de Excelencia), por organizar este tipo de actividades “que contribuyen con su esfuerzo y dedicación a que esta universidad lleve su nombre a muchos lugares”. Por su parte, la coordinadora del Congreso (junto al catedrático de Historia Moderna, Contemporánea, de América y del Arte de la UCA Alberto Ramos) ha explicado que estas jornadas pretenden dar una continuidad a los encuentros doceañistas celebrados en la Universidad de Cádiz en la conmemoración del bicentenario de las Cortes y la Constitución de 1812, pero esta vez sobre la repercusión de sus consecuencias “para conocer la otra cara” menos agradable de la efeméride, con la represión de los liberales durante la monarquía de Fernando VII y la emigración al exilio que supuso para muchos tras el proceso de depuración absolutista “desde el punto de vista de Europa y también de América”.

Tras la inauguración, donde se ha destacado la gran importancia de la implicación en la investigación de la cultura y la historia por parte de la UCA, ha dado comienzo la primera conferencia, por Juan Carrete, profesor de la UNED, especialista en arte gráfico y grabados. Su ponencia, denominada Goya. Disparates ¿Serviles y liberales?, ha tratado sobre el trabajo artístico del pintor aragonés en el sexenio absolutista, y más concretamente, sobre una serie de 22 obras denominadas, por el propio autor, como Disparates. Carrete ha destacado que no se publicaron hasta 1870, pero al ser realizadas en la técnica del grabado tenían una intención y función específica: “la de difundir”; aunque su interpretación no ha quedado nunca clara entre los expertos, dejando abierta la posibilidad de debatir las distintas posibilidades existentes como es este caso.

Primero, contextualizó el momento en el que Goya había realizado esta obra, en la época que va desde 1814 a 1819, que él mismo ha catalogado como “de terror”, anulada la Constitución, con la censura de imprenta y teatro, la vuelta de la Inquisición y el decreto de depuración; que se vivía entre los liberales en España, lo que “causó el exilio de más de 20.000 personas” a otros países como Inglaterra, Francia y de América. Por tanto, Goya, ante esta situación, se mostraba “aterrorizado, pero a la vez esperanzado, lo que muestra en sus obras” ha aclarado el conferenciante.

Su hipótesis de los Disparates de Goya, que ha analizado con el público durante su intervención, no es más que “una lectura en imágenes, un acercamiento de la realidad”, de los dos grupos protagonistas de esos días: los liberales y los serviles, la representación del bien frente al mal, de la represión frente a la libertad, a través “de lo bello y lo grotesco”.

Los ponentes y comunicantes del Congreso, algunos procedentes de Europa e Iberoamérica desde las universidades de Lomonosóv (Rusia), Évora (Portugal), Potsdam (Alemania), de Santo Tomás (Chile), el King’s College de Londres y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social de México, estudiarán e interpretarán diferentes líneas de trabajo como la construcción del Estado Absoluto a partir de 1814, la represión y censura del liberalismo, el exilio europeo y el exilio americano o la proyección de España en Europa y la estela de la Constitución de Cádiz.

El programa, de 25 horas de duración, se puede consultar en http://celama.uca.es/2013cc/congresos/congresoliberal