UNIVERSIDAD DE LEÓN

Ayer miércoles, 7 de Mayo, a las 19:00h, se presentó en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de León el estudio de prevalencia de respiratorias en alumnos universitarios de la ULe, tanto de los Campus de León como de Ponferrada.

Este proyecto se ha llevado a cabo por el equipo de investigación en Aerobiología (área de Botánica) de la ULe, en colaboración con médicos alergólogos del Hospital de León. Este equipo tiene experiencia previa en el tema y ya ha realizado varios estudios sobre la incidencia de la alergia al polen en poblaciones infantiles y juveniles. La presentación de este estudio se llevó a cabo por Delia Fernández González, Ana Vega Maray y Rosa Valencia Barrera, y contó con la presencia de la Vicerrectora de Campus, Mª Victoria Seco Fernández y el Director del Área de Sostenibilidad y Universidad Saludable, Arsenio Terrón Alfonso.

Los jóvenes son el grupo de población en el cual se ha observado que la “agresividad” de las alergias respiratorias se ha incrementado enormemente en los últimos 10 años y, que los tratamientos farmacológicos y de inmunoterapia no son siempre eficaces. Pero para poder avanzar en el diagnóstico clínico y en el uso racionalizado de la medicación, se debía analizar cuál es la verdadera respuesta de dicha población a Aeroalérgenos purificados y a Panalérgenos.

Se realizaron pruebas cutáneas a 271 alumnos de la ULE, de ellos, 131 dieron resultados positivos a alguno de los alérgenos mencionados; de éstos, 108 manifestaron su conformidad a realizar la extracción sanguínea para la determinación de las Ig E específicas.

Teniendo en cuenta las pruebas cutáneas, ya que los resultados de las Ig E específicas requieren un estudio mucho más profundo, el porcentaje de estudiantes que padecen polinosis o son susceptibles de ello en los próximos años, ha sido del 48,3%. Este porcentaje tan elevado ya se puede incluir dentro de la tendencia futura en alergias respiratorias, que la Unión Europea ha establecido en un 50% para el año 2050. Serán convenientes más estudios futuros para ver si en nuestra universidad esta tendencia se mantiene o aumenta.