UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

El Arzobispo preside mañana la misa exequial a las 11 en la parroquia de Albalat de la Ribera

El sacerdote valenciano Evaristo Cañada Roqueta, que fue durante 18 años párroco en la localidad de Polinyà de Xúquer, y de cuya demarcación territorial junto a otras seis poblaciones fue también arcipreste, falleció anoche a los 85 años en su domicilio de la localidad de Albalat de la Ribera, su población natal.

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, presidirá mañana, miércoles, la misa exequial por el eterno descanso del sacerdote fallecido a las 11 horas en la parroquia San Pedro Apóstol de Albalat de la Ribera.

Evaristo Cañada recibió la ordenación sacerdotal en Valencia en 1955 y su primer destino fue como párroco de la Purísima Concepción de Benimassot, y del Espíritu Santo de Facheca, de 1955 a 1957, así como encargado de la parroquia de San Antonio de Padua de Tollos.

Posteriormente, el presbítero fallecido fue titular de la parroquia de San Juan Evangelista de Benifairó de la Valldigna, de 1957 a 1967; de la parroquia de San Miguel Arcángel de Simat de la Valldigna, de 1967 a 1979, y de Nuestra Señora del Socorro de Benetússer, de 1979 a 1989.

Igualmente, fue párroco de la Sagrada Cena de Polinyà del Xúquer de 1989 a 2007, año en que obtuvo la jubilación.

Además, Evaristo Cañada fue titular de los antiguos arciprestazgos de La Valldigna, de 1977 a 1980, y de “Nuestra Señora del Castillo”, entre los años 1990 y 2006, que incluía las parroquias de las localidades de Benicull, Corbera, Favara, Fortaleny, Llaurí, Riola y Polinyà de Xúquer.