UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

, catedrático de de la Universidad de La Rioja, ha desarrollado una estancia en la Universidad de Shenyang (China) para asesorarles en la construcción de una bodega, en la plantación de un viñedo, y en un proyecto de investigación sobre recuperación de germoplasma.

Martínez de Toda acudió acompañado por dos estudiantes de Doctorado (Pedro Balda y Wei Zheng) invitado por la Universidad de Shenyang, situada en la provincia de Liaoning, noreste de China, cerca de la frontera con Corea del Norte, y un empresario interesado en la Viticultura.

El objetivo de la expedición científica ha sido asesorarles en el diseño y plantación de un viñedo de 75.000 plantas con material vegetal, recuperado en el bosque, de Vitis amurensis. Esta especie es distinta a la Vitis vinifera, solo existe en Asia y su ventaja principal es que aguanta temperaturas invernales de -40 ºC.

La calidad de uva es menor en la Vitis amurensis –por este motivo lo interesante es seleccionar nuevos biotipos-. La Vitis vinifera solo aguanta temperaturas de -16ºC en invierno, por lo que, si se quiere cultivar en esas condiciones, hay que taparla con tierra y destaparla en primavera.

Los investigadores de la Universidad de La Rioja han evaluado las posibilidades vitícolas de la región, en la que destacan las temperaturas mínimas invernales de -30 ºC, lo que obliga a enterrar las cepas de Vitis vinifera durante el invierno, para protegerlas del frío.

El objetivo del elaborado a partir de la Vitis amurensis sería el consumo del mercado interior chino. China tiene 570.000 hectáreas de viñedo pero, principalmente, de uva de mesa; de uva de se estiman otras 100.000 hectáreas. España cultiva cerca de un millón de hectáreas de vid.

Otros de los objetivos de la expedición encabezada por el catedrático Fernando Martínez de Toda ha sido aportar el conocimiento para plantar un segundo viñedo de 15.000 plantas de la variedad Pinot Noir injertada sobre portainjerto Beta (resistente al frío); diseñar una bodega para la elaboración de 300.000 kg de uva; e iniciar un proyecto de investigación sobre la recuperación y estudio de material vegetal autóctono de la especie Vitis amurensis.

Los resultados de dicha expedición, que suponía un gran reto ante las dificultades de establecimiento de en una zona tan fría, han sido «muy interesantes y sorprendentes» y han permitido a los investigadores de la Universidad de La Rioja profundizar directamente en una cultura –incipiente en el ámbito de la Viticultura- y muy diferente a la española y riojana.