UNIVERSIDAD DE BURGOS

ASUNTO: Jornada Universitaria por el Comercio Justo. Degustación de productos y entrega de premios.
LUGAR: Puerta de Romeros. Facultad de Derecho.
FECHA: Viernes, 16 de mayo de 2014
HORA:
Ø De 10:00 h. a 12:00 h. Degustación
Ø 12:00 h. Entrega de Premios

El pasado sábado día 10 se celebraba el , con este motivo y bajo la iniciativa de Universidades por el Comercio Justo, a la que la Universidad de Burgos se adhirió el pasado curso; se han programado una serie de actividades. Entre otras el próximo viernes 16 de mayo tendrá lugar una degustación de productos de Comercio Justo y la entrega de premios a los alumnos de la UBU seleccionados para participar en el Concurso Nacional para la divulgación del Comercio Justo.

Para acercar la realidad, principios y fundamento del Comercio Justo a la comunidad universitaria, el Vicerrectorado de Internacionalización y Cooperación, a través del Centro de Cooperación y Acción Solidaria ha organizado el próximo viernes, 16 de mayo, la siguientes actividades.

– Degustación. De 10:00 a 12:00 en Puerta de Romeros (Facultad de Derecho) se podrán catar deliciosos productos de Comercio Justo (café, cacao, chocolate…).

– Revoluciónate con el Cacao. Las cafeterías de los distintos centros de la UBU ofertarán cacao de comercio justo, sin coste adicional.

– Entrega de premios. 12:00 en Puerta de Romeros(Facultad de Derecho). Se entregarán premios a las ideas seleccionadas en nuestra universidad para participar en el concurso nacional para la divulgación del Comercio Justo.

– Exposición sobre Consumo Responsable en la Facultad de Derecho, del 16 al 31 de mayo.

Concurso de Ideas para la Introducción del Comercio Justo y el Consumo Responsable en la Universidad.
Ideas seleccionadas en la UBU.

Título de la idea: juXto!
Javier López Martínez

Se trata de una aplicación para móviles. La aplicación contiene una base de datos en la cual figuran datos de todos los productos de comercio justo que se inscriban en el proyecto. Esta aplicación hace uso de la cámara del móvil para leer los códigos de barras de los productos o qr-codes de los carteles.

De esta forma, cuando un cliente va al supermercado o a la cafetería de la universidad puede utilizar la aplicación para escanear el envase del producto o el qr-code de un cartel, accediendo a información detallada certificando la autenticidad del producto, añadiendo datos de donde se produce, en que condiciones, dinero que llegará al productor por su compra y fotos de los cultivos junto con otros datos de interés.

Esto da un valor añadido a la marca y mayor confianza al consumidor. De la misma forma, la aplicación nos dice que centros comerciales colaboradores se pueden adquirir productos de comercio justo por proximidad a nuestra posición.

Título de la idea: Invirtiendo responsablemente
Íñigo García Rodríguez

Organizar unas jornadas de “Inversión responsable” en las que se entre a analizar las actividades que llevan a cabo algunas empresas, su Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y la contrastación de la RSC que aparece en las web corporativas con otras noticias que ponen en duda esas buenas prácticas.
Asimismo, analizar la composición de los Fondos de Inversión, en qué títulos invierten. También, es aconsejable el estudio de los denominados “Fondos de Inversión Responsable”: Analizar los principios que defienden, sus criterios de selección y la cartera de títulos en los que invierten.

Título de la idea ¿Un café?
César Javier Moral Lara

Anuncio para las pantallas de información de la universidad que recogen información institucional, posibles carreras, cursos a realizar próximamente… y en ella poner un anuncio en el que se vea a un estudiante pidiendo un café, bien de máquina o bien al camarero y justo en el momento de pulsar el botón de la máquina, o bien cuando va a responder al camarero que está atendiendo a su pregunta de “¿qué quieres tomar?”, en un inicio va a pedir un café normal, pero por la mente se le pasan imágenes de lo que supone el comercio común de café, explotación laboral, ningún respeto al medio ambiente, desplazamientos de campesinos, conflictos, pérdida de la soberanía alimentaria… y entonces se decide por pulsar la tecla de comercio justo, o pedir un café de comercio justo al camarero, y le vendrán a la cabeza todas las bondades de este tipo de consumo responsable (imágenes totalmente opuestas a las anteriores) respeto a los derechos humanos, soberanía alimentaria…

Comercio Justo

El Comercio Justo, entendido como una asociación comercial que se basa en el diálogo, la transparencia y el respeto, y que intenta conseguir más igualdad en el comercio internacional contribuye al desarrollo sostenible ya que ofrece mejores condiciones comerciales a los trabajadores, especialmente en el Sur, y protege sus derechos. Desde 2002 se vienen celebrando estas jornadas anualmente y en España estos productos siguen despertando un creciente interés.

Este año el cacao es el protagonista. Con la selección de este alimento se quiere destacar que detrás de muchos productos que consumimos de manera cotidiana, se esconden situaciones de explotación laboral y de grave deterioro medioambiental que consolidan la pobreza y acrecientan los riesgos para la salud de todas las personas y del planeta.

Las ventas de chocolate generan 100.000 millones de dólares anules, pero esta cifra multimillonaria apenas repercute en quienes lo cultivan. Por ejemplo, en África occidental los agricultores de cacao necesitarían cobrar 10 veces más por su cosecha para salir de la pobreza extrema.

El movimiento Comercio Justo denuncia que, solo en esta región del planeta, 284.000 niños y niñas trabajan en la cosecha del cacao, más de 12.000 lo hacen en condiciones de esclavitud, sometidos a abusos y tráfico de menores. Las principales empresas chocolateras, que se comprometieron en 2001 a erradicar estas prácticas, han postergado su cumplimiento hasta el 2020.

La elección de comercio justo puede cambiar el mundo desde nuestro consumo. El cacao de Comercio Justo representa algo más del 1% de la producción mundial. Son unas 40.000 toneladas de granos de cacao, cultivadas por personas que han recibido un salario digno, el mismo ellos y ellas por la misma tarea, en las que no ha habido explotación infantil y que han sido respetuosas con el medio ambiente.