UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El economista imparte la Lección Rafael Termes, que cierra el curso de la Facultad de Económicas y celebra la graduación y postgrado de los estudiantes

El presidente de , José Ignacio Goirigolzarri, ha impartido esta tarde la Lección Rafael Termes 2014 en el Edificio Amigos de la Universidad de Navarra. El acto sirve de cierre de curso para los estudiantes de grado y posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. El economista ha remarcado que “si un buen gobierno corporativo es clave para cualquier empresa, para Bankia lo es más”.

El hombre que dirigió la elaboración del plan de viabilidad de Bankia ha recordado a los jóvenes economistas la necesidad de “ser muy realistas”, y ha subrayado que sin una solidez financiera suficiente, “la labor de un equipo gestor está permanentemente desenfocada. Se concentra en el corto plazo y en aspectos financieros, y no en el largo plazo, en el mercado y en los clientes”.

Goirigolzarri defendió hace dos años, en medio de la crisis de deuda que atenazaba la economía española, la necesidad de contar con 19.000 millones de dinero público para reestructurar la entidad financiera. Goirigolzarri ha reconocido que su decisión “levantó mucho ruido, pero posteriormente se vio avalada por la realidad, los stress-test y por la Comisión Europea en nuestro plan de reestructuración”, ha recalcado.

El presidente de Bankia ha citado al presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, para explicar su estrategia: “Uno de los errores de las políticas pasadas había sido intentar minimizar el capital a inyectar en las entidades financieras, lo cual, además de no resolver los problemas de fondo, creaba una gran incertidumbre y desconfianza, ya que ante reveses de la situación macro, los bancos requerían nuevas aportaciones de capital”.

“Reestructuración terminada”

Tras esos comienzos difíciles, Goirigolzarri ha asegurado que Bankia “cuenta ya con un balance sólido y la reestructuración está terminada”, por lo que está “a medio camino del objetivo de la rentabilidad”. El trabajo de su equipo se centra ahora en “crear valor para lograr la devolución de las ayudas”, para lo que es necesario “reconocer errores pasados y empezar de nuevo por los principios”.

Goirigolzarri ha aprovechado el ejemplo para insistir en que “la crisis actual es un ejemplo para poner los valores por encima de los resultados”, y ha recomendado también a las futuras generaciones que no se queden “únicamente en la crítica o el diagnóstico, porque si no ejecutas nunca sabrás si estás en lo cierto”.