UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

El reconocimiento valora el compromiso de la dirección con la mejora continua en la gestión y su orientación a medio y largo plazo, así como la red de alianzas y convenios del Centro.

La Escuela Técnica Superior de Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha renovado el sello de excelencia 400+ que obtuvo en 2011 por su sistema de gestión. Lo otorga el Club Excelencia en Gestión, licenciatario oficial en España del modelo EFQM (European Fundation for Quality Managment), basado en la autoevaluación del funcionamiento del sistema de gestión para estimular la mejora continua. La entrega del sello coincidió con la celebración en la ETS de Edificación del I Encuentro Nacional sobre Gestión de Calidad entre centros que imparten el grado que otorga las competencias de arquitecto técnico.

El rector, Carlos Conde, subrayó las “circunstancias nada fáciles” en que se ha producido la renovación del sello EFQM 400+. No sólo por el descenso general en España del número de estudiantes de arquitectura técnica a causa del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. También por los “brutales recortes presupuestarios” sufridos por la Universidad “Pese a ello, creo que la Escuela ha sabido conservar lo esencial, apostando por la calidad de sus procesos formativos y por esa excelencia en la gestión que ahora le es reconocida”. Asimismo, Conde se mostró seguro de que será un referente para otros Centros de la UPM que seguirán el camino de acreditar sus procesos de gestión.

El vicepresidente del Club Excelencia en Gestión, Juan Luis Martín Cuesta, elogió el “compromiso de la dirección” de la ETS de Edificación, encabezada por Mercedes del Río, “con la mejora continua”. Un planteamiento que requiere, según afirmó, orientar la gestión a medio y largo plazo. “Tener claros los objetivos y los pasos a seguir”. También se refirió a la importancia de otro de los valores que habían resaltado los evaluadores de Aenor, la entidad certificadora del sello de excelencia: una “eficaz red de alianzas y convenios”, pues afirmó que “la emulación es la manera de ir progresando” y permite “captar las mejores prácticas de los otros”.