UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Después de celebrar ayer el II Simposio Internacional sobre los Avances sociosanitarios en la Enfermedad de Alzhéimer, la Fundación organiza junto a Sanitas, empresa amiga de la Universidad de Salamanca, la jornada “Perspectivas del cuidado de pacientes con Alzhéimer”.

, director de la Fundación destacó la implicación de esta entidad en la investigación de la enfermedad de Alzhéimer a través del proyecto Espacio Transfronterizo sobre Envejecimiento, cuyo objetivo es aportar una visión integradora y hacer una esfuerzo conjunto en la identificación de modelos que permitan una mejor calidad de vida para las personas mayores y sus cuidadores.

Esta jornada, celebrada en la Hospedería de Fonseca y en la que han participado 160 profesionales, ha reunido a destacados expertos del sector sociosanitario en el panorama nacional e internacional, y se ha centrado en las claves para abordar de manera satisfactoria el tratamiento de personas que sufren deterioro cognitivo, tanto desde el punto de vista clínico, como desde una perspectiva más social y familiar.

En este sentido, Graham Stokes, director de Demencia de Bupa (grupo multinacional al que pertenece Sanitas), ha destacado la importancia de que los pacientes con alzhéimer reciban una atención centrada en la persona. Stokes destacó que “el envejecimiento de la población a nivel mundial es el mayor factor de riesgo de demencia” e insistió en que “no solo se trata de cuidar personas cuyos cerebros están dañados por una demencia, sino también a las personas que no saben que necesitan que las cuiden”.

En la jornada participaron además otros expertos, cuyos testimonios completaron la fotografía sobre el estado actual del cuidado a personas con demencia. Esther Serrano Monroy, psicóloga de AFA Salamanca, se centró en explicar el papel que juegan los familiares en el tratamiento de personas con alzhéimer. Su intervención estuvo seguida por la de la musicoterapeuta y trabajadora social del Centro de Referencia Estatal (CRE) Alzhéimer de Salamanca, Esther García Mateos, quien compartió su experiencia en el uso de tratamientos no farmacológicos. Finalmente, David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial, expuso el trabajo que hace Sanitas en el cuidado de personas con demencia. Durante su intervención, Curto destacó que “el alzhéimer es un importante motivo de preocupación en la sociedad actual por diversos motivos: afecta emocional y económicamente a las familias y, sobre todo, porque a día de hoy es una enfermedad incurable. Por eso, en Sanitas Residencial hemos puesto un especial énfasis en escuchar a las personas con demencia, a sus familias y atender sus necesidades.