UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Han participado las instituciones y empresas que durante los últimos meses han elaborado el documento ‘La Economía Azul en Andalucía’

El de la Universidad de Cádiz, , junto al delegado de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, y al presidente de la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz, Javier Sánchez Rojas, ha inaugurado hoy la Jornada La Economía Azul: un mar de oportunidades. Esta actividad, especialmente dirigida a los empresarios, ha contado con la participación de las instituciones y empresas que durante los últimos meses han debatido y elaborado el documento La Economía Azul en Andalucía en donde se exponen las oportunidades de futuro de nuestra comunidad autónoma en los ámbitos marino y marítimo relacionadas con las estrategias de especialización inteligente regional (RIS3) de la Comisión Europea.

El objetivo de este encuentro ha sido informar con detalle a empresarios e investigadores de la importancia de la Economía Azul en la estrategia de especialización inteligente de Andalucía ante las instituciones europeas en el marco del Horizonte 2020 y de las oportunidades para Cádiz y Andalucía que se derivan de la misma. Al mismo tiempo, una vez incluida en las estrategias de especialización inteligente por parte del Gobierno andaluz, ahora es el momento de avanzar en las propuestas ya que, como ha indicado el rector de la UCA, el futuro de nuestra comunidad “no puede estar de espaldas al mar. Hemos abierto un camino hacia todos que no está cerrado para nadie, pero no debemos esperar. Debemos ser proactivos. Es el momento de proponer”.

Para el delegado de la Junta en Cádiz, esta Jornada pone de manifiesto que “somos líderes en sectores económicos en Andalucía y España y que muchos de ellos se encuentran vinculados al mar y a la Economía Azul”. Se trata, ha precisado, de una oportunidad estratégica porque “en la provincia de Cádiz no hemos hecho la transición hacia otros sectores” y porque debemos apostar por “un nuevo modelo económico” basado en la I+D+i.

En términos parecidos se ha expresado también el presidente de los empresarios gaditanos, para quien “la importancia de la Economía Azul es clave en una provincia con un mar que nos abraza y donde se encuentran sectores líderes”. Un reto donde la universidad, ha detallado, “juega un papel de argamasa”.

Esta Jornada se ha articulado en torno a tres talleres temáticos especializados: Recursos Marinos, Logística Portuaria, Transporte y Turismo e Industria Naval y Energías Renovables Off Shore. En ellos, empresas referentes en el sector (Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar, Navantia o Carbures), representantes de las autoridades portuarias de la Bahía de Algeciras y de Cádiz e investigadores de la Universidad de Cádiz han tenido la oportunidad de compartir mesas de debate para la formulación de propuestas, que se irán definiendo a lo largo de los próximos meses.

El encuentro de hoy es el resultado de un riguroso trabajo de meses y cuenta con la aportación del documento La Economía Azul en Andalucía. Para su redacción, ha sido necesaria la participación de 24 instituciones y empresas relacionadas con los sectores marinos y marítimos de Andalucía que, coordinadas por la Universidad de Cádiz, han razonado una propuesta para su inclusión en las estrategias regionales de especialización inteligente de nuestra comunidad autónoma.

En palabras del rector de la Universidad de Cádiz, “resulta imprescindible la contribución de todos y conocer las claves de la Economía Azul para diseñar proyectos innovadores conectados a nuestras potencialidades, que tengan como base la transferencia de conocimiento a partir de la investigación, desarrollo e innovación en los ámbitos marino y marítimo”.

Gracias al trabajo realizado, se han identificado un conjunto de veintinueve oportunidades de futuro para el crecimiento económico en Andalucía en distintos sectores marinos y marítimos: logística portuaria, transporte marítimo, seguridad y salvamento marítimo, nuevos combustibles, industria naval/Off Shore, pesquerías sostenibles y acuicultura marina, energías renovables Off Shore y de origen marino, biotecnología azul, turismo vinculado al mar, etc.

El concepto de Economía Azul es reciente. Fue acuñado por la Comisión Europea en su informe de septiembre de 2012 Communication from the Commission: Blue Growth opportunities for marine and maritime sustainable growth. En él, se establece la contribución de la política marítima de la UE en la culminación de los objetivos de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

Los números asociados a la Economía Azul en Europa son contundentes: El 75% de las fronteras europeas son marítimas. El 75% del comercio con países terceros se realiza por mar y el 32% interno, también. Los sectores económicos relacionados con el mar emplean a 5,4 millones de personas y aportan un valor añadido bruto de, aproximadamente, 500.000 millones de euros. De aquí a 2020, estas cifras podrían aumentar a 7 millones de personas y a casi 600.000 millones de euros.

Un contexto donde las cifras que arrojan los sectores marinos y marítimos andaluces son, también, concluyentes: el Estrecho de Gibraltar es el paso marítimo con mayor intensidad de tráfico mundial junto al Canal de Panamá; contamos con 7 puertos de interés general del Estado, el Puerto Bahía de Algeciras es líder nacional en transporte de mercancías, primer puerto del Mediterráneo y 5º de Europa en tráfico total; el Puerto de Cádiz fue el año pasado el segundo peninsular en número de escalas de cruceros (seguido de Málaga); disponemos de una fuerte tradición industrial en el ámbito de la industria naval; dos de los tres mayores polos industriales de España están en zonas portuarias de Andalucía (Algeciras y Huelva); la acuicultura andaluza ha crecido en la última década a un promedio del 21% en producción y del 62% en facturación; nuestro sector pesquero emplea a cerca de 22.000 personas con una cifra de negocio cercana a los 500 M€; la costa andaluza tiene un alto potencial energético para el aprovechamiento de las corrientes marinas; dos de cada tres plazas de alojamiento (66,2%) ofertadas en Andalucía se localizan en el litoral.