UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

En la Avenida Pérez Galdós, 51 de Valencia, ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados

La Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) ha puesto en marcha un hospital veterinario con un total de siete especialidades dirigido a profesionales, para que puedan derivar casos de animales domésticos, así como para la formación práctica de estudiantes de la Facultad de Veterinaria y Ciencias Experimentales de esta universidad.

El Hospital Veterinario Universitario, ubicado en la Avenida Pérez Galdós, 51 de Valencia, ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados, de los que más de 1.000 metros cuadrados están ya en funcionamiento, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la UCV.

Entre las especialidades que incluye el nuevo centro veterinario de la Universidad Católica de Valencia “destacan la cirugía espinal, la cirugía laparascópica, el diagnóstico por imagen, la medicina interna, la oncología, la ortopedia y traumatología y la patología clínica”.

Estas siete especialidades están atendidas por un equipo humano profesional “con amplia experiencia en su campo y está integrado por seis veterinarios clínicos, tres veterinarios internos y un técnico veterinario”, han añadido.

Según la directora del Hospital Veterinario de la UCV, Carme Soler, “este modelo de centro hospitalario surge con el ánimo de aunar a la profesión veterinaria y ejercer como apoyo y servicio a sus profesionales clínicos”.

Además, “se trata de un modelo de hospital que actúa como centro de referencia de especialidades veterinarias, que funciona a través de la remisión por otros compañeros de casos o pacientes, que no está abierto al público general y no crea competencia con el sector”, ha añadido.

Áreas del Hospital Veterinario

Actualmente, el Hospital Veterinario de la UCV consta de una área quirúrgica con prequirófano, sala de esterilización, lavado y preparación del personal quirúrgico, quirófano y sala de recuperación de pacientes.

El área de hospitalización consta de una sala de trabajo común, dos salas de hospitalización y laboratorio clínico y un área de anatomía e histopatología, sala de disección y laboratorio de histopatología.

De igual forma, el centro dispone de recepción, una sala de espera para perros y otra para gatos, dos salas de consulta, sala de rayos X, sala de ecografía y zona para de despachos de personal. El área de alumnos consta de zona de descanso, vestuarios y aseos.

En cuanto al equipamiento técnico destacan en el área quirúrgica los equipos de anestesia de precisión con los últimos avances, monitorización avanzada, motor quirúrgico, bisturí eléctrico de última generación, torre de laparoscopia, torre de artroscopia y autoclave.

En diagnóstico por imagen dispone de aparato de rayos X de alta potencia, un ecógrafo de la gama Premium de última generación, mientras que en patología clínica cuenta con hematología por citometría de flujo, bioquímica húmeda, centrífugas, determinación de la coagulación y cabina de flujo laminar

Por su parte, en medicina interna, el hospital veterinario dispone de gastro-colonoscopio, broncoscopio, rinoscopio, otoscopio, vaginoscopio, jaulas de UCI y bombas y otros equipos de perfusión.

Igualmente, para el próximo curso está previsto ampliar las instalaciones con una aula con capacidad para 60 personas para la formación teórica simultánea con las prácticas o la realización de cursos de postgrado.

Una vez finalizada esta ampliación el hospital contará con 5 salas de consulta, tres salas de hospitalización, una sala de diagnóstico por imagen y otra de TAC, entre otras instalaciones.