UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El arzobispo de Pamplona, Monseñor Francisco Pérez, presidió la ceremonia que estuvo acompañada por el coro de la Parroquia Ntra. Sra. Del Huerto

Más de 1.500 personas participaron en la Misa de Sta. María del Amor Hermoso y en acción de gracias por la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, celebrada el día 1 de mayo en la Universidad de Navarra.

La ceremonia fue presidida por el arzobispo de Pamplona, Monseñor Francisco Pérez, y concelebrada, entre otros, por doce sacerdotes ordenados por San Juan Pablo II durante sus años como Papa. El coro de la Parroquia Nuestra Señora del Huerto fue el encargado de acompañar musicalmente la celebración eucarística.

Monseñor Francisco Pérez, que vistió una casulla y una estola utilizadas por San Juan Pablo II siendo Papa, animó durante la homilía a estudiantes, profesores, profesionales del centro académico, así como a ciudadanos de Pamplona, a ser y vivir en la Verdad: “Debemos dar testimonio, no porque sea mejor que nadie, sino porque Dios ha puesto su mirada en mí y yo debo ser reflejo de ella”.

Ofreció también algunas pinceladas de su reciente estancia en Roma con motivo de la canonización de estos dos nuevos santos, Juan Pablo II y Juan XXIII, y de ellos destacó algunas características de su pontificado.

Al final de la ceremonia, cada participante pudo llevarse una estampa de las que se entregaron en la Plaza de San Pedro el domingo 27 de abril durante la canonización de Juan Pablo II y Juan XIII, así como una edición de los cuatro evangelios, obsequio de Capellanía Universitaria y gracias a la gentileza de la Facultad de Teología, que cedió sus derechos sobre el texto, y a EUNSA, que renunció a los beneficios comerciales.