MONDRAGON UNIBERSITATEA

Este año por primera vez se han celebrado también un concurso de diseño y desarrollo de videojuegos y un concurso de robots

El objetivo del concurso de es que los alumnos o trabajadores de la universidad diseñen un artilugio que proteja al huevo en su lanzamiento, y los ganadores deben conseguir lanzar el huevo a la mayor distancia posible sin que éste se rompa

Para diseñar su artefacto, los participantes solo podían utilizar un huevo de gallina tamaño medio, cartulina, cuerda y cola de contacto

La universidad ha premiado los diseños de los estudiantes en tres categorías distintas: distancia, diseño y vuelo

Este año también se han celebrado por vez primera el concurso de diseño y desarrollo de videojuegos y de robots dirigido a los alumnos de informática y telecomunicaciones

Los concursos se enmarcan en el día de San Pancracio, patrón de la Escuela Politécnica Superior

Mondragon Unibertsitatea ha celebrado hoy, día de San Pancracio, patrón de la Escuela Politécnica Superior, su tradicional , un certamen en el que la universidad premia el trabajo de los y las alumnas o trabajadoras de la Escuela que hayan confeccionado el artilugio que mejor proteja al huevo en su lanzamiento. El objetivo es doble: por un lado evaluar las competencias científico-técnicas de los participantes y, por otro, fomentar la motivación del alumnado mediante la competición.

Además este año se han organizado por vez primera dos nuevos concursos, uno de diseño y desarrollo de videojuegos y otro de robot, frente al edificio 3.

En el Concurso de Diseño Industrial de Lanzamiento de Huevo, los ganadores han sido los participantes que han conseguido lanzar el huevo a más distancia sin que éste se rompa. El lugar elegido, una ventana del tercer piso del edificio de la Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior de Mondragon Unibertsitatea (Edificio 7). Precisamente desde ahí, desde una altura de 15 metros, y en dirección al campo de futbol, los alumnos han proyectado los huevos en sus particulares artilugios. Alrededor de 80 personas divididas en grupos de cuatro o cinco personas tomarán parte en este concurso.

Un huevo de gallina de tamaño medio (sin cocer ni empapado en vinagre) que deberá estar a la vista, cartulina, cuerda o “hilo de bala” y cola de contacto, han sido los únicos materiales que los participantes han podido utilizar para diseñar su artilugio de lanzamiento. Una vez construido, han tenido que superar varios handicaps: lograr la mayor distancia de lanzamiento sin que el huevo se rompa; construir un prototipo innovador y estéticamente atractivo y lograr un vuelo vistoso. Tres categorías (distancia, diseño y vuelo), para premiar el trabajo de diseño industrial más efectivo e innovador. Además este año es posible pintar el vehículo que transporta al huevo, bien con témperas, rotuladores u otros.

En total han participado en el concurso 22 grupos que integran a esas 80 personas, todos ellos alumnos y trabajadores de la Escuela Politécnica Superior de esta universidad.

La idea de este certamen surgió del profesorado de Ingeniería de esta universidad que quisieron poner en marcha una iniciativa con la que fomentar entre las y los jóvenes estudiantes de diseño industrial la capacidad de diseñar e innovar. Poco a poco la iniciativa se fue haciendo popular entre el resto de alumnos de la universidad, con lo que decidieron abrirlo al resto de estudiantes y carreras. La actividad de Lanzamiento de Huevo se enmarca en las actividades que la Escuela Politécnica Superior organiza para conmemorar la festividad de su patrón, San Pancracio, siendo una de las más esperadas.

Los alumnos y alumnas de primer curso de informática y telecomunicaciones han expuesto los videojuegos realizados durante el primer semestre desde las 11:00 a las 12:00 horas frente al edificio 3. Los asistentes han podido jugar y votar el que más les ha gustado.

Por otra parte, ha tenido lugar el concurso de robot, dirigido a alumnos de segundo y tercero de telecomunicaciones. Los concursantes han tenido que crear un robot inalámbrico para recorrer un circuito. El robot más rápido en realizar el recorrido será el ganador. El concurso ha tenido lugar de 11:30 a 12:00 frente al edificio 3.

Ganadores:

Vuelo más bonito. Nombre grupo: Apatamonasterio. Participantes: Unai Agorria, Maite Iza y Silvia González
Vuelo más largo. 14 metros. Nombre grupo: MU CUBE. Participantes: Oihane Lameirinhas, Nekane Ugartetxea, Víctor Sánchez, Ione Gantxegi, Irati Lamariano y Nahikari Maiz
Mejor Diseño: Nombre grupo: TxioTxio. Participantes: Marta Gómez, Itxaso Domingo, Garazi Salazar y Leire Izagirre
Robot más rápido. Nombre grupo: Txo
Mejor videojuego. Nombre grupo: Gravity Brox