UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

Tomás Camara Pastor, alumno de 4º de ESO en el IES La Laboral, ha ganado el I ’ organizado por la Universidad de La Rioja en el marco de los talleres científicos que, entre marzo y abril, han acercado a unos 900 estudiantes de Enseñanzas Medias a los laboratorios del campus.

La fotografía ganadora está realizada sobre el resultado del experimento de polimerización que realizaron los estudiantes en su visita a los laboratorios de la Universidad de La Rioja. Son unas bolas de polímero hechas de forma fácil a partir de silicato de sodio, similares a la silicona y coloreadas con un conocido compuesto químico como es la fenolftaleina.

El jurado, compuesto por la Comisión Química y Sociedad del Departamento de Química y por integrantes de la Oficina de Comunicación de la Universidad de La Rioja, ha considerado la originalidad de la fotografía, «que muestra la belleza de la Química atrapada en un instante». El premio para el ganador es una tablet.

fotografia-ganadora-soy-quimico-por-un-dia-tomas-camara-pastor

Fotografía ganadora

SOY QUÍMICO POR UN DÍA

El I Concurso de Fotografía ‘Soy Químico por un Día’ ha sido una de las novedades de estos talleres que pretenden fomentar las vocaciones científicas entre los estudiantes de Enseñanzas Medias de La Rioja.

Los participantes debían remitir, vía Twitter, antes del 25 de abril, una instantánea dirigida al perfil @unirioja y con el hashtag #soyquimicox1dia que, más allá de la calidad de la fotografía, fueran imágenes divertidas, originales y que sean capaces de reflejar el sentido de estos talleres.

Los talleres ‘Soy químico por un día’ están organizados el Departamento de Química y la Facultad de Ciencias, Estudios Agroalimentarios e Informática de la UR, están financiados por la Comisión de Actividades Culturales de la Universidad de La Rioja y, en ellos, los estudiantes realizaban sencillos experimentos como el teñido de algodón con índigo (colorante de los pantalones vaqueros); una pila de aluminio y vino (encendiendo un led); electrólisis de agua salada con cargadores de teléfono móvil; y la síntesis de un polímero de material inorgánico y orgánico: pelota saltarina.