UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

En respuesta al comunicado de CC.OO. con relación al fallecimiento de un trabajador el pasado día 20 de mayo, la UPV/EHU desea hacer públicos los siguientes extremos:

La UPV/EHU comprobó en todo momento las condiciones en que accedieron los trabajadores de la empresa contratista Gaimaz al recinto, realizando tal comprobación a través de la redacción y firma de un acta a través del personal facultado al efecto.

La UPV/EHU no tuvo constancia de la intervención de empresas o personas ajenas al contratista hasta el inicio de las investigaciones que se están llevando a cabo.

En este sentido, se ha apreciado, inicialmente, la vulneración por parte de Gaimaz de determinadas exigencias legales en lo que se refiere a la subcontratación de la obra a terceros, exigencias que precisamente van dirigidas a mejorar y garantizar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de la construcción.

En esta materia, la responsabilidad primera y última corresponde a la empresa contratista y a las eventuales subcontratistas que intervengan en la obra, ya que son estas entidades las que tienen la consideración de empresario a los efectos previstos en la normativa de Prevención de Riesgos Laborales. La universidad también considera que el estado de las claraboyas es ajeno al fatal suceso.

Por último, la universidad subraya una vez más su voluntad de colaborar en el esclarecimiento de este hecho e identificar las responsabilidades a que diera lugar.