Creado para orientar a la asociación en el sello de calidad

· Las editoriales universitarias españolas buscan reconocimiento y prestigio internacional a su actividad de difusión científica.

Con una primera reunión en la que se ha comenzado a trabajar en el diseño de la estrategia que deben seguir las editoriales universitarias españolas para adecuarse a los modelos de nuestro entorno, ha quedado constituido el pasado jueves 12 de junio el Consejo Asesor de la UNE.

Integran el mismo: , director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA); José Antonio Cordón, profesor titular de la Universidad de Salamanca y director del Grupo de Investigación E-LECTRA: Edición y Lectura Electrónica; Mª Paz García Rubio, vocal de la CNEAI y evaluadora habitual de Proyectos de investigación del Ministerio de Educación y Cultura; , presidente de la UNE y director general de Oberta Publishing; Ana Isabel González, directora de Publicaciones de la Universidad de Oviedo y responsable del área de Calidad en la Junta Directiva de la UNE; , director de Prensas Universitarias de Zaragoza y vocal de la Junta Directiva de la UNE; y Alicia Buil, secretaría técnica de la UNE.

Dos han sido los puntos en el orden del día: puesta en marcha del sello de calidad y reflexión sobre el papel de las ediciones universitarias, como forma de transferencia del conocimiento y medio de difusión de la investigación, en el siglo XXI.

Mª Paz García Rubio y José Antonio Cordón, al término de la sesión, han explicado que en esta primera reunión se han establecido las pautas sobre las que van a trabajar para situar a las editoriales universitarias como editoriales de prestigio en el ámbito nacional e internacional. Aunque el desarrollo de instrumentos y metodología lleva su tiempo, ambos expertos han coincidido en poder obtener resultados a medio plazo. “Se han aportado muchísimas ideas que nos van a permitir trabajar en el sello de calidad para las editoriales universitarias y las colecciones y, de esta manera, conseguir que la edición universitaria sea reconocida por los méritos que ya tiene y por los nuevos que pueda alcanzar”, han señalado.

Entre estas ideas, el director de la ANECA, Rafael van Grieken, sugiere dos: que el sello de calidad de la edición universitaria vaya dirigido a colecciones específicas y que se elabore un ranking de editoriales universitarias por especialización de las mismas.