El doctorado es un grado académico universitario de . En el y en la mayoría de los países occidentales, requiere la superación previa del título de máster.

Tradicionalmente, la concesión de un doctorado implica el reconocimiento de la persona candidata como igual por parte de la facultad de la universidad en la cual ha estudiado. Quien obtiene este grado es llamado doctor o doctora.

Tipos

Hay cinco tipos de doctorado. En Italia y Portugal el término Doctor es usado para el grado universitario, por eso un laurea magistrale usa el título “dottore magistrale” y un laurea triennale (universidad de tres años) usa el título de “dottore”. Aquellos no familiarizados con el sistema universitario italiano o el uso italiano de títulos debería notar que un “dottore” o “dottoressa” en un contexto italiano o portugués no implica necesariamente la obtención de un doctorado de investigación.

Doctorado en investigación

Para obtener un doctorado en investigación es necesario defender una tesis basada en una investigación original. Dicha investigación suele desarrollarse en un período de tiempo comprendido entre tres y seis años, dependiendo del país.

En el mundo anglosajón se suele denominar a este tipo de doctorados como Ph.D. o D.Phil., siglas en latín de Philosophiae Doctor o Doctor en Filosofía, respectivamente.

Doctorado superior

“Habilitand” es formal para “Dr. habil”, y se refiere al doctor que hace una tesis para ser profesor en Alemania y en otros países (“Dr. Docent”).

Los doctorados superiores son frecuentemente también otorgados honoris causa, cuando una universidad desea formalmente reconocer contribuciones y logros a un campo en particular; es otorgado principalmente como una distinción a una personalidad reconocida.

Doctorado Profesional

Los doctorados profesionales son otorgados en ciertos campos donde la investigación de la escolaridad está cercanamente alineada con una particular profesión, tal como en leyes, medicina, o psicología. Ejemplos incluyen los grados de Doctor en Medicina de los EEUU y Canadá, Doctor de Medicina Osteopática (D.O.), Doctor en Medicina (M.D.), Doctor de Terapia Física, Doctor Quiropráctico (D.C. o Q.D.), Doctor en Medicina Dental (D.M.D.), Doctor en Cirugía Dental (D.S.D.), Doctor en Práctica de Enfermería (D.N.P.), Doctor en Farmacia (Pharm.D.), Doctor en Jurisprudencia (J.D. o Juris Doctor, es el título básico de Derecho en los EEUU), y Doctor en Optometría (O.D.), así como los grados (Suiza y Eslovaquia) Doctor de Medicina (MUDr. – Medicinae Universae Doctor) y Doctor en Medicina Veterinaria (DVM – Medicinae Vetenariae Doctor). También otros doctorados en la República Suiza y la República Eslovaca como Doctor en Filosofía (PhDr. – Philosophiae Doctor), Doctor en Ciencias (RNDr. – Renum Naturalium Doctor), Doctor en Leyes (JUDr. – Juris Utriusque Doctor), Doctor en Teología (ThDr. o Th.Dr. -Theologiae Doctor) y Licenciado en Teología (Th.Lic. – Theologiae Licentiatus) pueden sen nombrados doctorados profesionales.

Los doctorados profesionales se originaron en los Estados Unidos de América, con la introducción del MD en la Universidad de Columbia (Columbia University) en 1767, casi 100 años antes de que un doctorado en investigación – es decir, un Ph.D. – fuera otorgado en ese país, en Yale en 1861. El J.D. fue introducido en 1870, justo después del Ph.D.

El término Doctorado Profesional es usado para investigadores con un enfoque en investigación aplicada, o investigación aplicada para propósitos profesionales. Entre otros, éstos incluyen grados de Doctor en Administración de Negocios, Doctor en Liderazgo Estratégico, Doctor en Administración Pública, Doctor en Estudios Bíblicos (D.B.S.), Doctor en Leyes y Policía, Doctor en Terapia Ocupacional, Doctor en Teología Práctica, Doctor en Estudios Profesionales, Doctor en Construcción Ambiental, y algunos otros en varios campos en concreto.

En Australia es el término aplicado al SJD, y en otras ocasiones en que el grado es categorizado como un grado de investigación.

Honorario

Cuando una universidad desea formalmente reconocer una contribución individual para un campo particular o esfuerzo filantrópico, puede ser que se escoja para conceder un grado doctoral honoris causa (i.e., “por el bien del honor”), y entonces la universidad omite los usuales requerimientos formales para el otorgamiento del grado. Algunas universidades no otorgan grados honorarios, por ejemplo: Universidad Cornell, Universidad de Virginia, Instituto de Tecnología de California, o el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Profesor como un grado superior

Una extrema rareza entre grados es el Grado Profesoral (en inglés Professorial degree).

En tiempos modernos, el estatus de profesor es recibido como un reconocimiento a la excelencia académica, equivalente a un doctorado honorario, pero éste no es un grado per se. Sin embargo, en tiempos pasados, Profesor fue algunas veces otorgado como grado.

Un ejemplo de esto es el grado de Sacrae Theologiae Professor (STP), que fue otorgado por la Pontifical University en sus distintas sedes. Este grado es ahora titulado Sacrae Theologiae Doctor (STD) concordando con prácticas usuales modernas.

Usos en la lengua española

La voz española Doctor (generalmente abreviado Dr., en femenino Dra.) se utiliza para denominar a aquellas personas que han completado estudios de doctorado en un establecimiento autorizado para conferir tal grado.

A su vez, el término doctor es utilizado en el mundo hispanohablante para referirse a profesionales de la medicina, licenciados en medicina, aún no habiendo realizado estudios de doctorado. De hecho, en Latinoamérica, sólo se confiere formalmente el título de Doctor a los graduados de un Doctorado por investigación, generalmente después de obtener una licenciatura con su tesis, un máster con su tesis y finalmente defender la tesis doctoral.

En Perú, Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador, Argentina y Uruguay particularmente se utiliza de manera informal el término doctor también para referirse a los profesionales del derecho (abogados). Más precisamente el término es Doctor(a) en Leyes o Doctor en Derecho, ya que antiguamente, en algunas universidades, se otorgaba como título de pregrado Doctor o Doctora en “X” asignatura. Ej: Doctor en Medicina y Cirugía, Doctor en Odontología, etc..

En torno a este uso, generalmente se debate si esta denominación para el abogado y el médico que no posee estudios de doctorado es formal o coloquial, puesto que el profesional de la medicina, odontología, bioquímica y farmacia, psicología, fisioterapia, optometría o veterinaria no necesariamente debe cumplir requisitos homologables a una carrera de doctorado para obtener su licencia, siendo éste uno de los principales argumentos de quienes asumen este uso de la voz “doctor” como coloquial. Por su parte, quienes defienden que la denominación “Doctor” para un “Médico Cirujano” es formal, argumentan que el título de “Médico Cirujano”, que es el conferido en los países de habla hispana al pregrado de la carrera de Medicina, es homologado internacionalmente a títulos denominados “Doctor” conferidos en otros países, como el Doctor en Medicina (MD del latín “Medicinæ Doctor”), que es el título de Médico conferido en Estados Unidos.

También es debatida la necesidad de si la palabra doctor debe usarse tanto en masculino como en femenino, o en el último caso es aceptable el término doctora. Si bien la RAE acepta ambos términos y los diferencia según el sexo de la persona que ejerce el título, hay ciertas corrientes que consideran que sólo debe usarse el masculino.