Conclusiones de las IV Jornadas-Taller de formación sobre libro electrónico

· Presentado el estudio sobre “Calidad y transparencia en las editoriales universitarias”, realizado por el grupo de investigación sobre Libro Académico (ÍLIA/EPUC) del CSIC.

· : “Defender la edición universitaria, en el plano económico o en el de la evaluación científica, es defender también la misión de la universidad”.

Visibilidad, calidad, distribución y servicios son las cuatro áreas que los editores universitarios han identificado como imprescindibles y están dispuestos a desarrollar para “modificar el ADN de las editoriales universitarias y adaptarlo a las necesidades del siglo XXI”. Así lo han expresado y Maribel Cabrera, presidente de la UNE y directora del encuentro, respectivamente, al término de las IV Jornadas – Taller de formación sobre libro electrónico que, durante los días 5 y 6 de junio, han congregado en Madrid a editores universitarios, institucionales y bibliotecarios.

Ambos editores universitarios han coincido en destacar el alto nivel formativo y la consolidación de este foro, “uno de los más interesantes y con más repercusión en nuestro país”, según Cabrera, que está convirtiendo en auténticos expertos a los asociados de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas: “Cualquiera de nuestros asociados es un experto en muchos de los temas que hemos tratado. Estamos con un nivel de detalle y de proyección de futuro que hace cuatro años parecía increíble”, ha afirmado Pastor.

Para Lluís Pastor y Maribel Cabrera, esta cita anual ha permitido a los editores universitarios ir despejando los interrogantes de la nueva realidad editorial de la mano de quienes están liderando los cambios políticos, investigadores y tecnológicos en nuestro país. Fruto de esta colaboración, Pastor ha anunciado la creación en 2015 de un Sello de Calidad UNE que reconocerá la excelencia científica de determinadas obras, de acuerdo a parámetros reconocidos internacionalmente. “Estamos siendo empujados a un nuevo mundo editorial que está cambiando, que nosotros sabemos que está cambiando y que queremos que cambie”, ha concluido el presidente de la UNE.

Estudio sobre calidad y transparencia en las editoriales académicas

Resultado de la cooperación es también el estudio sobre “Calidad y transparencia informativa en editoriales académicas”, que ha realizado el grupo de investigación sobre Libro Académico (ÍLIA/EPUC) del CSIC entre las editoriales universitarias asociadas a la UNE y cuyos resultados fueron presentados en estas IV Jornadas-Taller.

El estudio, centrado en los procesos editoriales que se siguen para decidir lo que se publica y sobre transparencia informativa de las editoriales hacia los futuros autores, se ha realizado “en un momento de máxima exigencia para las editoriales, que deben afrontar grandes cambios -edición de ebooks, Open Access, publicación de libros de alta calidad- con presupuestos cada vez más reducidos, pero también en un momento de enorme presión hacia el investigador para que publique en los mejores canales”, ha explicado Elea Giménez, científica titular y directora del citado grupo de investigación. “Conciliar los intereses de unos y otros resulta imprescindible en el ámbito académico”, ha subrayado.

La investigación arroja, entre otras, las siguientes conclusiones:

· La edición académica está caracterizada por la variedad de “géneros” del libro que publica. Destacan entre ellos los manuales docentes, publicados por el 85% de las editoriales participantes, al igual que los libros científicos; las actas de congresos y jornadas, publicadas habitualmente por el 83% de las editoriales, los libros de divulgación científica (61%) y las tesis doctorales (59%). Para Elea Giménez, “este perfil resume bien la dimensión docente, investigadora y social de la universidad y marca una diferencia con respecto a otro tipo de editoriales” por lo que “defender la edición universitaria, en el plano económico o en el de la evaluación científica, es defender también la misión de la universidad. Y ello no debe estar reñido con un modelo de negocio idóneo y sostenible”, afirma.

· Lo que se publica en las editoriales académicas consultadas viene determinado en todos los casos por el interés científico de la obra. Pero también, en un 54% de los casos, por el interés institucional en que algo se publique y en un 32% por la rentabilidad esperada de la obra. “Este dato es significativo y apunta a un cambio de tendencia en el sector académico español”, señala Giménez.

· Según la directora del grupo de investigación, las editoriales consultadas salen “bien paradas” en relación con dos de los pilares básicos de la edición científica: en los filtros de calidad para selección de originales y en transparencia informativa. En el primer aspecto, el 78% afirma seguir un proceso de revisión por expertos externos a la editorial para seleccionar los libros científicos que se publicarán. En el segundo, un 62% de las editoriales afirma que sus procedimientos de selección y evaluación de originales son públicos a través de la web y un 18% que pronto lo serán.

· Los resultados del cuestionario también dejan ver algo de sobra conocido en el contexto académico: la cofinanciación de las obras (entre el autor y la editorial) empieza a ser una práctica habitual. Si bien en el 73% de los casos, la edición es financiada íntegramente por la editorial, algunas de ellas (12%) declaran que las ediciones son cofinanciadas.

· Existe consenso entre las editoriales participantes en el estudio (41) en cuestiones básicas y fundamentales: se apuesta por la creación de un sello de calidad y, además, se considera que la fórmula adecuada para desarrollarlo es una colaboración entre las propias editoriales, las agencias de evaluación y los grupos de investigación dedicados en España a la edición y evaluación científica.

· En cuanto a los indicadores de calidad que deben constituir ese sello de calidad, se apuesta en primer lugar por el peer review (revisión por expertos) de las obras, apoyado por el 71% de las editoriales, seguido del número de citas que reciben las obras (49%) y del prestigio otorgado a las editoriales por la propia comunidad académica (46%).

· Para la científica del CSIC, la apuesta por la colaboración intersectorial, así como por el rigor científico que se puede aportar desde los grupos para diseñar metodologías sólidas de evaluación “podría generar una experiencia de referencia internacional en relación con la calidad de la edición científica”. Pero precisa: “Para que esto pueda darse sería necesario, además, contar con un escenario estable y coordinado en política científica”.

Las Jornadas han contado con el patrocinio de Xercode, Imthe consultores, E-Libro , Dawsonera y OdiloTID.