UNIVERSIDAD DE DEUSTO

El objetivo del 2º plan es pasar de la ciudad amable a la ciudad inteligente

“Uno de nuestros objetivos está dirigido a recuperar la Universidad como un agente con presencia en la ciudad”

El alcalde ha pronunciado la conferencia titulada La planificación estratégica de , en un desayuno de trabajo organizado por , hoy jueves, 5 de junio, en la biblioteca universitaria-CRAI de la Universidad de Deusto. El acto, que ha comenzado a las 9.00 horas, forma parte del ciclo de DeustoForum que tiene como hilo argumental ‘Hacia la salida de la crisis ¿Cómo? ¿En qué condiciones?

Tras la presentación de Juan Echano, presidente de DeustoForum, el alcalde ha realizado un repaso de la transformación experimentada por la ciudad con el primer plan estratégico. “Supimos superar la crisis de los 80 —ha manifestado— y ahora nuestro reto es volver a hacer lo mismo, con un nuevo diseño de política industrial y especialización económica y les aseguro que ya estamos en ello. Lo vamos a conseguir y mi convicción es que obtendremos el mismo éxito que con nuestro primer plan estratégico”.

Entre los objetivos del segundo plan estratégico de Bilbao figura la ampliación del área de influencia de la ciudad. “Somos una ciudad mediana y necesitamos masa crítica para competir en este mundo globalizado”. Para ello, Areso ha explicado que la intención del ayuntamiento es articular y generar sinergias con 8 ciudades medias del suroeste de Francia y el norte de España que aporten un ámbito de influencia de más de 3 millones de habitantes.

La especialización económica inteligente es otro de los objetivos del 2º plan para Bilbao. Para ello, el ayuntamiento está trabajando en distintos ámbitos como el del fomento de las industrias creativas, aquellas que tienen que ver con el arte, la tecnología y el diseño que, según Areso, cada vez ocupan más espacio en la economía real y en la imagen que una ciudad puede proyectar para atraer inversiones y talento. El segundo ámbito de actuación se refiere al turismo y la salud. Actualmente representa el 5,6% del PIB de Bilbao y el equipo de Ibon Areso aspira a alcanzar el 8%, aunque Areso cree que la hostelería y el comercio deben ser actividades complementarias de la ciudad y no su actividad esencial. La población envejecida es un problema en el que hay que actuar, ya que se estima que en 2030 los mayores de 65 años aumentarán en un 18,9% y los mayores de 85 en un 37,8%. Por ello, dice Areso, se está haciendo un esfuerzo por atraer a los jóvenes. Soluciones urbanas y tecnologías ambientales desarrolladas por empresas vascas para la transformación de Bilbao, compiten ahora, bien posicionadas, en regiones como América Latina. Además, están trabajando para que Bilbao se fortalezca como polo de servicios a la economía industrial del territorio: servicios financieros, aseguradoras, consulting, ingenierías, arquitecturas, tecnologías de la comunicación, audiovisual, universidad, etc.

La internacionalización es otro de los objetivos marcados en este 2º plan. A juicio de Areso, el éxito del primer plan estratégico de transformación de Bilbao tiene un efecto positivo que permite que “nuestras empresas grandes y pequeñas puedan presentarse por el mundo como parte de una región competitiva”. Esta internacionalización que en un principio fue espontánea, ahora se trabaja y se considera un factor fundamental.

Areso se ha referido también a la importancia del tren de alta velocidad y de redes internas que faciliten la movilidad para potenciar el principio de capitalidad. La conectividad exterior y la movilidad interna es otro de los objetivos del 2º plan.

“Las ciudades más ricas no son las que tienen más recursos naturales, sino las que tienen la gente mejor preparada”. Así lo ha expresado el alcalde y por ello figura como objetivo del plan “recuperar la Universidad como agente con presencia en la ciudad, impulsando y facilitando el acomodo de nuevos centros”. La acción investigadora e innovadora de la Universidad es un componente de excelencia en torno al cual el alcalde ha manifestado que quiere redefinir una parte importante de la economía de la ciudad. Produce un alto grado de empleabilidad, es un elemento generador de empleo, es ‘empresa’ y al mismo tiempo un agente potenciador de otras actividades de alto valor añadido. Además de los cambios experimentados por Sarriko y la Universidad de Mondragón en su interacción con la ciudad, Areso se ha referido a la ampliación que está llevando a cabo la Universidad de Deusto para dotar de más instalaciones deportivas al nuevo grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que dará comienzo en el curso 2014-2015. Areso ha mencionado asimismo los espacios de emprendizaje de la universidad pública, como el programa ZITEK, así como el vivero de empresas Deustokabi, de la Universidad de Deusto.

Continuar la transformación urbana, potenciar una flexibilización urbanística que facilite el asentamiento de nuevas actividades, buscar el mayor equilibrio entre el centro y los barrios, cuidar el mantenimiento de la ciudad, fomentar las actividades culturales, artísticas, de ocio y tiempo libre, seguir siendo un ejemplo de gobernanza y de responsabilidad en la gestión de los fondos —“tenemos deuda cero”— y fomentar los valores y las actitudes de una ciudad que, dada la evolución demográfica, será “cada vez más mestiza”, son objetivos que completan el 2º plan estratégico para Bilbao.