UNIVERSITAT JAUME I

El Col.lectiu de la Universitat Jaume I per la Llengua i la Cultura (CULC) ha presentado hoy sus propuestas de acción a favor de la pervivencia de la cultura valenciana. Esta nueva plataforma está formada por miembros de la Universitat Jaume I y se presenta como un colectivo con un carácter transversal y no partidista.

Antoni Roig, profesor del Departamento de Química Física y Analítica y miembro de la gestora del colectivo, ha expuesto que los ataques continuados a la cultura valenciana por parte del gobierno central y autonómico ha sido una de las principales razones que ha propiciado la creación de esta plataforma. Concretamente citó tres factores determinantes: el cierre de medios de comunicación en valenciano, la carga del gobierno valenciano contra la Acadèmia Valenciana de la Llengua, y la propuesta de cierre de líneas en valenciano en las escuelas. «Esto no puede continuar porque si no el valenciano y el pueblo del que es signo de identidad acabarán desapareciendo. Hay que pasar de las declaraciones a acciones más proactivas en defensa del valenciano y que estas acciones sirvan para revertir el proceso y hacer que el valenciano sea lengua de relación, lengua de vida» señaló.

Por su parte, Maties Segura, del Servicio de Lenguas y Terminología y miembro de la comisión gestora, ha hecho un repaso de algunas de las acciones que ya se han llevado a cabo desde el colectivo. Por un lado, se ha conseguido la suscripción de convenios con la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales que permiten la emisión del telediario por streaming en las pantallas del campus y la redifusión de programas de Catalunya Ràdio a través de Vox UJI Ràdio. También en el ámbito interno de la UJI, el colectivo ha impulsado en los diferentes servicios el manual de usos lingüísticos para recordar la necesidad de hacer uso del valenciano en todas las comunicaciones de la Universitat Jaume I.

Por otro lado, Segura ha destacado las propuestas que se han trasladado al equipo rectoral para que se incorporen en el Plan estratégico 2014-2018. Entre éstas ha destacado la necesidad de pasar del voluntarismo individual al voluntarismo institucional; fijar las metas de docencia en valenciano por titulaciones y departamentos con consecuencias económicas en el supuesto de que no se cumplan, o pasar del 20 al 24% en el porcentaje de docencia en valenciano.

Finalmente, ha destacado que el colectivo se ha integrado en la plataforma Castelló per la Llengua a través de la que está previsto presentar mociones a los ayuntamientos favorables a la promoción de la lengua.

Para finalizar con la presentación de la plataforma, Enric Ramiro, profesor del Departamento de Educación y también miembro de la comisión del colectivo, afirmó que «el futuro es poder vivir en valenciano; vivir en valenciano tiene que producirnos placer porque si nos produce placer lo buscaremos. Para conseguirlo hay que utilizar los medios que tenemos y no cansarse de dar pasos, aunque sean pequeños».