UNIVERSITAT JAUME I

El , integrado por docentes, estudiantes y colaboradores de la Universitat Jaume I de Castellón y de la University College de Horsens (Dinamarca), ha creado un novedoso cerramiento multicapa para su casa solar , con la que participa en el concurso mundial entre universidades , que se celebra en Versalles. El ha podido crear este cerramiento gracias a la colaboración de varias empresas como Vivania, Butech, Finsa, Isover o Placo. El cerramiento cubre de forma total el edificio sin dejar puentes térmicos, funciona mejor porque no acumula condensaciones de humedad y genera un «efecto chimenea» que amortigua la diferencia térmica entre el interior y el exterior del inmueble, lo que hace que se adapte a cualquier clima y se ahorre hasta un 70% en calefacción o aire acondicionado.

Desde el équipe VIA-UJI señalan que esta solución «no es compleja» y recuerdan que uno de los principios en los que se inspira esta vivienda energéticamente autosuficiente es precisamente en el Do-It-Yourself (Háztelo tú mismo), que fomenta que el usuario final de la casa sea partícipe durante la fase de diseño y construcción. El sistema de cerramiento multicapa permite adaptar la vivienda a las necesidades climatológicas de la zona y a las de la propia rehabilitación energética del inmueble, y garantiza un buen uso de los materiales empleados tanto durante su construcción como a lo largo de toda la vida útil del edificio.

Una de las novedades que incorpora la éBRICKhouse es precisamente la combinación de materiales –desde el gres al acero- para conformar las distintas capas de una fachada que ha sido «muy estudiada para proporcionar la eficiencia energética deseada en los edificios, y que además es de fácil instalación y favorece su posterior mantenimiento», explica la responsable académica del proyecto, Teresa Gallego.

La empresa Butech, filial de Porcelanosa, es una de las firmas que ha colaborado en la construcción de este cerramiento multicapa. Su aportación es la fachada ventilada, un revestimiento cerámico que permite «realizar el aislamiento térmico del edificio por la parte exterior, sin dejar huecos por los que el calor puede escapar», tal y como explica el coordinador de marketing de Butech, Vicente Gómez. En el caso de la casa solar, la fachada ventilada cuenta con 70 metros cuadrados de gres porcelánico STON-KER, «un material de muy alta calidad y muy baja absorción, por lo que se puede usar en cualquier clima». «La resistencia de la baldosa va ligada a la absorción de agua; es cien veces menos absorbente, y técnicamente se parece más al vidrio; es un material muy resistente en climas por debajo de cero grados y también ante circunstancias extremas como fuertes vientos o movimientos sísmicos», indica Gómez.

Junto al revestimiento cerámico, el sistema de cerramiento multicapa de la éBRICKhouse se completa con aislamiento de lana de roca y un entramado de «perfiles de acero conformados en frío», que aportan estabilidad y resistencia, al que se suman también los paneles de cartón-yeso para proteger la parte interior. Desde el équipe VIA-UJI señalan que este sistema, al seguir un proceso preparado en fábrica y totalmente en seco, «reduce el volumen de residuos que normalmente se generan en una obra». Con esta alternativa de revestimiento, el équipe VIA-UJI persigue dar el mejor aprovechamiento de los materiales y hacer un buen uso de los mismos, «de manera que se reduzcan los residuos, los vertidos y los ruidos al máximo y, si no se puede, se clasifican para gestionar su retirada».

La estructura de la casa solar, levantada durante las últimas semanas en el campus de Riu Sec, ya ha sido desmontada y viaja a Versalles donde se iniciará el certamen internacional de edificación sostenible el próximo 28 de junio.