UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El profesor y arquitecto canario , Catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), ha sido elegido nuevo Presidente de la Red Europea para la implementación del Convenio Europeo del Paisaje (UNISCAPE), formada por 60 Universidades Europeas. Esta elección ha tenido lugar en los últimos días del mes de mayo, en Lednice, República Checa, en el transcurso de la Séptima Asamblea General de la Red.

El nuevo Presidente de Uniscape, el profesor Palerm, ha expresado la importancia de imbricar a las Universidades Europeas en los foros de debate y decisión, nacionales y europeos, sobre la actualidad e importancia del concepto del Paisaje contemporáneo, y en consecuencia la elaboración del Proyecto Europeo y los proyectos especificos para la protección-conservación, ordenación y creación de nuevos paisajes como así lo establece el convenio Europeo del Paisaje (Florencia 2000), ratificado por el estado Español en el 2008.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria es socia fundadora de Uniscape, creada en Florencia en 2008 como resultado de la iniciativa de 23 Universidades Europeas, llegando en la actualidad a triplicar sus integrantes, adscritos a los estados de Italia, España, Holanda, Portugal, Bélgica, Irlanda, Francia, Noruega, Grecia, Slovenia, Slovakia, Chequia, Dinamarca e Inglaterra.

El objetivo de Uniscape como red de Universidades para la implementación de la convención Europea del Paisaje, se basa en apoyar y reforzar científicamente la cooperación interdisciplinar sobre el Paisaje, especialmente en las áreas de investigación y enseñanza, promocionando estudios y actividades vinculadas a la evolución y transformación del Paisaje, y elevar propuestas y asistencia técnica y científica a la propia Convención, al Consejo de Europa y la Comunidad Europea.

Juan M. Palerm resalta, en consecuencia a estos objetivos expresos en Uniscape, la urgente necesidad de dar respuesta a la construcción y conservación del territorio europeo a través de la reformulación de instrumentos y herramientas capaces de considerar el Ambiente, el territorio y el Paisaje como una unidad indisociable, con su necesaria implicación social y política, que garantice la cualidad ética y estética de los espacios y paisajes de la convivencia ciudadana tanto públicos como privados y el uso que hacen de ellos los ciudadanos. El Paisaje, continúa, no más como postal o recuerdo nostálgico del pasado sino como expresión de nuestro futuro donde las personas no sean espectadores ajenos al escenario del territorio habitado, sino actores activos participes y tolerantes culturalmente; esto supone una reformulación de principios, instrumentos y normas sobre el territorio.

Un ejemplo de todo ello supone el caso de Canarias, verdadero laboratorio para Europa, con sus contradicciones vinculadas al desarrollo y mal uso de herramientas e instrumentos urbanísticos y territoriales, en contraste con su dimensión abiótica, biótica y cultural, con proyectos y acciones realizadas en estos últimos años, muchas de ellas de reconocida valía internacional, las cuales deben ser referente de Canarias desde la nueva concepción del Paisaje que promueve la Convención Europea en el marco local e internacional.