UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Las profesoras de la Facultad de Farmacia y Sara Maldonado de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea dirigirán un proyecto de investigación para mejorar la salud de niños y niñas de 9 a 11 años con . La investigación está financiada por el Instituto de Salud Carlos III del Ministerio de Sanidad y en él colaboran Osakidetza, OSATEK y Tecnalia.

El proyecto denominado ‘Efectos de un programa de ejercicio físico sobre la grasa hepática en niños y niñas con sobrepeso’ se desarrollará en Vitoria-Gasteiz entre los años 2014 y 2017, y tiene como objetivo mejorar la salud hepática y cardiovascular de niños y niñas de entre 9 y 11 años con sobrepeso u mediante la práctica de ejercicio físico, la educación nutricional y la terapia psicoafectiva. Para ello la UPV/EHU tiene que reclutar 200 niños con sobrepeso/ a partir de septiembre. “Se trata de un programa multidisciplinar de 6 meses de duración que cuenta con profesionales de todas las áreas implicadas: especialistas en nutrición, ejercicio físico, psicología, pediatría, cardiología y radiología”, destacan las investigadoras.

El sobrepeso y la obesidad en la infancia se asocian con un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades en la edad adulta, como enfermedad cardiovascular y diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, el origen de estas complicaciones se encuentra en las primeras etapas de la vida y algunas de las lesiones que causan la enfermedad cardiovascular están presentes ya en la infancia. Entre las complicaciones más serias se encuentran la esteatosis hepática (hígado graso) y la resistencia a la insulina. Parece ser que algo más de un tercio de los niños con sobrepeso tienen esteatosis hepática.

Hoy en día hay suficiente evidencia científica que permite afirmar que la práctica de ejercicio físico tiene beneficios sobre la salud y la longevidad. Los resultados de distintos trabajos muestran que los programas de ejercicio físico son capaces de reducir la masa grasa y los factores de riesgo cardiovascular en los niños. “Nuestro objetivo en este trabajo es el de examinar si mediante ejercicio físico supervisado y bien diseñado, acompañado de educación nutricional y terapia psicoafectiva, podemos reducir la grasa hepática, y también aumentar y mejorar la composición corporal, es decir, incrementando la cantidad de masa muscular y reduciendo la masa grasa, así como mejorar la salud cardiovascular”, explican las investigadoras.