UNIVERSIDAD DE LEÓN

Ana Carrascosa, Inspectora del Consejo General del Poder Judicial y una de las grandes impulsoras de la en España, abrirá las ponencias.

La mediación familiar y su estudio como sistema complementario al judicial en la resolución de conflictos interpersonales vuelve a ser objeto de debate en las Primeras Jornadas de Mediación que se celebrarán en la Universidad de León (ULE), los próximos 19 y 20 de junio en la Facultad de Derecho.

Con esta cita son ya tres las ocasiones en las que la Universidad de León ha programado actividades y seminarios para la formación en Mediadores Familiares: la primera tuvo lugar en junio de 2013 sobre un Curso de Experto en Mediación en Conflictos Familiares, y la segundo en enero de 2014 sobre un Curso de Mediadores Familiares Profesionales.

Helena Díez, profesora de Derecho Civil, y Gema Vallejo, profesora asociada de Derecho Romano, ambas directoras del curso de Experto en Mediación de Conflictos Familiares, son las encargadas de la dirección científica de estas jornadas cuyo programa será inaugurado por José Angel Hermida, Rector de la ULE, y en el mismo acto participarán Juan José Fernández Domínguez, Decano de la Facultad de Derecho, José Luis Gorgojo, Decano del Colegio de Abogados de León, y Leticia García, Directora del Instituto Complutense de Mediación y Gestión de Conflictos.

Ana Carrascosa, Inspectora del Consejo General del Poder Judicial y una de las grandes impulsoras de la Mediación Familiar en España, será la encargada de abrir las ponencias y en esta ocasión abordará el tema desde la labor del Consejo General del Poder Judicial. Para Carrascosa –que intervendrá a las 10,30 horas- la mediación “es la cultura de la paz, es una forma de poner el corazón al servicio de la cabeza”. Tras su conferencia, Patricia Guilarte, mediadora y abogada, abordará (12,00 horas) el factor multidisciplinar de la mediación, y a continuación un responsable de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, analizará (12,45 horas) la implicación de la institución regional en la mediación familiar.

Los mediadores familiares son profesionales formados que facilitan a las partes implicadas llegar a acuerdos estables en los conflictos evitando o, al menos minimizando, las consecuencias negativas que tienen tanto para los adultos, como para los menores y las personas más vulnerables. En esta formación se ha implicado la Universidad de León con la convocatoria de los dos cursos antes señalados, y que en estas jornadas analizará en profundidad Helena Díez en una ponencia a las 16,00 horas, donde expondrá el compromiso formativo de la Universidad en este tema. Y a la formación hay que incorporar la práctica profesional y el saber científico, otra perspectiva objeto de debate en una mesa redonda que se celebrará a las 16,45 horas. En esta mesa de trabajo se presentarán algunos de los proyectos y estudios más destacados que se han llevado a cabo desde una perspectiva multidisciplinar.

Al hilo de estas I Jornadas de Mediación, se celebrará la IV Asamblea de la Conferencia de Universidades para el Estudio de la Mediación y los Conflictos (CUEMYC), donde la Universidad de León está representada por las profesoras y directoras de estas jornadas. Desde hace dos años este colectivo en el que participan más de treinta centros de enseñanza superior, trabaja en la formación rigurosa y de calidad de los profesionales ya que en este tiempo se ha incrementado la demanda de este servicio como un procedimiento eficaz y económico para resolver situaciones de conflicto. A juicio de Gema Vallejo, la Mediación “está mejor vista ahora que hace un año, y cada día es mayor el número de clientes que recurren a los mediadores en primera instancia, e incluso de forma paralela a un proceso judicial”. No obstante, aunque el cliente acude primero a Mediación, muchas veces es desviado a otros ámbitos “pero sólo el hecho de que acudan a los mediadores profesionales primero, indica de que el concepto cooperativo, constructivo y pacífico de la Mediación llega a la sociedad; y es que –señala Vallejo- nuestro papel clave es evitar enconamientos personales y emocionales”.

Durante la jornada del viernes, la mañana estará dedicada a un caso práctico codirigido por dos de las mejores mediadoras familiares de nuestro país: Mª Josefa García-Vallaure, la primera profesional que realizó un proyecto piloto de Mediación Intrajudicial Familiar en Oviedo y Gijón, y Patricia Guilarte, también pionera en Mediación Intrajudicial Penal, en este caso en Valladolid. Una mesa redonda sobre los operadores judiciales en la mediación y una conferencia sobre el papel del abogado en la mediación y su relación con los operadores, cerrarán estas Jornadas.