UNIVERSIDAD DE JAÉN

El Área de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén (UJA) organiza hoy y mañana unas Jornadas sobre Reforma Local, donde se hace un repaso a la Ley 23/2013, de 27 de diciembre, de Reforma de las Administraciones Locales, que está recurrida por la Junta de Andalucía ante el Tribunal Constitucional.

El de la Universidad de Jaén, , y el director general de Administración Local de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Camacho González, inauguraron hoy las jornadas, que están dirigidas por Eloísa Carbonell Porras, catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén, y José Cuesta Revilla, Profesor Titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Jaén.

En las jornadas se habla sobre la reforma local y su incidencia en el Derecho Local de Andalucía; las principales novedades de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local; el nuevo régimen de las competencias municipales; el futuro de las competencias locales en materia de educación, sanidad, salud y servicios sociales; los aspectos económico-financieros de la reforma local, o la reforma del sector público local.

El Rector de la UJA alabó que iniciativas de este tipo, por parte del profesorado de la institución universitaria, “porque reforzamos nuestro papel de servicio público a la sociedad, ahondamos en el liderazgo social y construimos una mejor universidad”.

Por su parte, Francisco Javier Camacho subrayó que esta Ley ha “inundado de un mar de dudas a las corporaciones sobre qué tienen que hacer a partir de la misma”. A su juicio, la Junta de Andalucía, “ante este intento de desnaturalizar los gobiernos locales, hizo un gran esfuerzo cuando sacó el Decreto Ley de 20 de junio (contra la reforma local), que pretendía blindar las competencias de la comunidad autónoma andaluza, con un principio básico, que es que mientras el Tribunal Constitucional se pronuncie, tenemos que defender nuestra autonomía local, andaluza y nuestra legislación básica y sectorial”. Asimismo, añadió que esa “batalla estamos, la de intentar que los ayuntamientos sigan siendo entes que sean capaces de proveer a los ciudadanos de bienestar y de servicios públicos de calidad. En eso estamos y también la Universidad”.

Camacho manifestó que no se puede entender una Ley de Reforma de las Administraciones Locales, sin que viniera pareja a una Ley de Reforma de las Haciendas locales. “En Europa, los ayuntamientos peor financiados son los españoles. Mientras que en toda Europa, en torno al 25 por ciento del gasto público lo hacen los entes locales, en España estamos en el 13 por ciento. Eso significa que por ser las administraciones más cercanas a los ciudadanos tienen que estar mejor financiadas”, apostilló.