UNIVERSITAT JAUME I

El equipo de investigación utilizará los datos de dos satélites para la detección de malezas, plagas y sequías en el campo

Los investigadores del grupo de investigación (GEOTEC) de la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón se han embarcado en un nuevo reto: aplicar sus conocimientos en alta tecnología para la mejora de la eficiencia y el rendimiento en la producción del arroz. Este estudio se encuadra dentro del proyecto ERMES, apoyado por la Unión Europea dentro del séptimo programa marco de investigación y desarrollo tecnológico. ERMES está compuesto por un consorcio en los que se encuentran universidades y empresas de Italia, Suiza, Grecia y España, y en el que también participa la Universitat de València (UVEG).

El sector del cultivo del arroz, a nivel europeo, genera un volumen de negocio de unos 700 millones euros por cada año. Con alrededor de 120.000 hectáreas en el cultivo de arroz y una producción cercana a un millón de toneladas, España representa el 24% del total de la producción de arroz en Europa y sólo es superada por Italia, que produce el 57% de toda Europa. Para ambos países, el arroz no sólo representa un valor económico, sino también un valor cultural, muestra de ello, son las tradiciones gastronómicas, como el risotto en Italia o la paella en España. La Comunitat Valenciana, es considerada como la cuna de la paella, siendo la cuarta región con mayor producción de arroz de España.

El profesor Joaquín Huerta, jefe del grupo de investigación Geotec, ha explicado que «algunos de nuestros avances tecnológicos están ya maduros para su explotación en varias áreas, incluyendo la agricultura». «Europa ha invertido considerablemente en el lanzamiento de satélites de observación terrestre dentro del programa Copernicus y son ya dos las misiones que están en funcionamiento, con Sentinel-1 y Sentinel-2. Los datos obtenidos por estos satélites están ya disponibles y nuestro desafío consiste en analizar y explotar estas imágenes de satélite para ayudar a nuestros agricultores en su tarea en el campo. Sus posibles usos pueden ser la detección de malezas, plagas, sequías y patrones de crecimiento anormal, entre otros».

Que los agricultores puedan disponer de este tipo de información es otro reto. El doctor Sven Casteleyn, investigador de la UJI, apunta a la amplia disponibilidad de teléfonos inteligentes (smartphones) y tabletas: «GEOTEC está especializada en tecnologías geoespaciales, capaces de visualizar en un mapa cualquier tipo de información con características geográficas, junto con otras funciones, mediante mapas interactivos. Vamos a construir un geoportal, donde mostraremos la información relevante para el cultivo del arroz, como pueden ser condiciones atmosféricas, datos de siembra o cualquier otro tipo de información. Pero también creemos en el desarrollo y despliegue de aplicaciones móviles, las llamadas “apps”. Éstas ofrecen posibilidades adicionales, tales como la navegación en el propio campo, la notificación de alertas para los agricultores y observaciones in situ».

Colaboración con Arroz de Valencia Denominación de Origen

UJI y UVEG están trabajando estrechamente junto con el Arroz de Valencia Denominación de Origen y también con responsables de la organización y protección de los agricultores de arroz valenciano, así como con la administración pública. «Esta cooperación es vital para el éxito del proyecto», dice el doctor Carlos Granell, investigador de GEOTEC y que está trabajando para el proyecto ERMES. «Nuestros socios italianos y griegos tienen contactos similares en sus respectivos países. Esperamos obtener una profunda comprensión de cuales son las necesidades reales en el campo y combinarlas con las posibilidades tecnológicas que ofrecemos. Esto es ciencia aplicada, donde queremos extrapolar nuestra tecnología para mejorar la vida de la gente, en este caso, ayudando a los agricultores en su trabajo día a día y en última instancia, mejorar su eficiencia».