UNIVERSIDAD DE NAVARRA

-Así lo refleja un trabajo científico del de la Universidad de Navarra, la Accademia delle Scienze di Medicina Palliativa y la Sociedad Europea de

Los cuidados paliativos son especialidad médica en 18 de los 53 países europeos, entre los que no se encuentra España. Así lo refleja Specialisation in Palliative Medicine for Physicians in Europe 2014, un suplemento del Atlas de Cuidados Paliativos en Europa presentado en 2013. Ha sido promovido por el programa ATLANTES del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra, la Accademia delle Scienze di Medicina Palliativa y la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos (EAPC).

El trabajo se ha presentado hoy en el VIII Congreso Mundial de Investigación en Cuidados Paliativos, que se celebra hasta el 7 de junio en Lérida bajo el auspicio de la EAPC.

El documento recoge informes sobre las características de la especialidad y el año en que cada una de esas naciones obtuvo la especialidad: Reino Unido (1987), Irlanda (1995), Polonia (1999), Rumanía (2000), Malta (2003), República Checa (2004), Alemania (2004), Finlandia (2007), Francia (2008), Georgia (2008), Letonia (2009), Noruega (2011), Israel (2012), Italia (2012), Eslovaquia (2012), Hungría (2013), Portugal (2013) y Dinamarca (2014). Asimismo, contrasta los datos con los de otros tres países líderes en este campo de la salud: Australia (2004), EE. UU. (2006) y Canadá (2014).

Como se observa, 10 de los 18 países han reconocido en los últimos cinco años la especialidad, subespecialidad, área especial de capacitación o equivalente. Hay una clara tendencia a establecer la especialización en esta área como condición para obtener una plaza en medicina paliativa en el sistema de salud, si bien aún no es obligatorio en la mayoría de los países.

Unificación del currículo educativo en Europa

Para acceder a los programas se requiere una especialidad clínica previa: en cinco países no se especifica cuál, mientras que ocho establecen una lista de las especialidades de acceso o de la experiencia profesional requerida en cuidados paliativos. Esta, varía, si bien lo más frecuente son uno o dos años. Por otro lado, destaca una gran heterogeneidad del currículo educativo que conduce a la variedad de procesos de certificación. LA EAPC tiene el reto de unificarlos, de modo que se pueda llevar a un reconocimiento en Europa del área de especialización en medicina paliativa.

Los autores del suplemento son Deborah Bolognesi, de la Fondazione Isabella Seràgnoli (Bolonia, Italia); Carlos Centeno, investigador principal del programa ATLANTES y especialista en Cuidados Paliativos de la Clínica Universidad de Navarra; y Guido Biasco, de la Universidad de Bolonia y la Accademia delle Scienze di Medicina Palliativa (Bolonia, Italia).

Más información: Specialisation in Palliative Medicine for Physicians in Europe 2014 está disponible en la siguiente url:

http://hdl.handle.net/10171/35972. También se puede obtener de forma gratuita en Google Play y en Apple Store. La aplicación para Android se llama ics-ATLANTES.