UNIVERSIDAD DE ALICANTE

En la Clausura del Curso Académico

El de la Universidad de Alicante, ha clausurado el curso académico 2013-14 en un solemne acto celebrado en el Paraninfo, en el que se ha investido a 56 nuevos doctores de todas las áreas del conocimiento. Durante su intervención, en la que ha felicitado a los nuevos doctores “por la consecución del máximo título académico con el que se reconoce la capacidad investigadora”, Palomar ha reivindicado, una vez más, “un marco de financiación suficiente y estable sin olvidar las deudas contraídas en el plazo corto de tiempo de la crisis y en la deuda histórica reconocida y diferida”. El rector ha asegurado parafraseando a Benjamín Franklin que “no hay inversión más rentable que la del conocimiento” y ha confesado su temor de que “nos estemos encaminando a un sistema universitario público en el que la merma de financiación y la necesidad de obtener ingresos propios, nos allegue a una especie de universidad concertada, un extraño híbrido que favorezca una opción de salida hacia las universidades privadas, financiadas y privilegiadas directa o indirectamente por las administraciones, y consentidas, en los requisitos mínimos exigibles, por los poderes públicos”.

Palomar ha recordado que pese a ser “la cuarta peor financiada del país” – según un informe del CYD (Fundación Empresarial sobre el Conocimiento y Desarrollo)-, “por su producción científica, la UA ocupa el puesto 10 entre todas las universidades españolas en volumen y calidad de investigación y el puesto 12, en solicitud de patentes internacionales”. “Hemos aprendido a apreciar la austeridad”, ha asegurado, pero “lo que nos resta por recortar no es lo prescindible, sino que afecta al hueso, a la médula de nuestra actividad y, por tanto, al futuro de nuestra juventud, de nuestros hijos y de nuestro propio futuro como país”.

El rector ha tenido unas palabras de recuerdo al que fuera rector de la UA, Ramón Martín Mateo, “a quien recordaremos siempre como uno de los arquitectos de la consolidación y crecimiento de nuestra universidad y nuestro campus”. Así mismo, se ha referido a los Premios Jaime I 2014 de Nuevas Tecnologías y Economía, que este año han recaído en el profesor de la UA, Javier García y el antiguo alumno, Enrique Sentana, así como al Príncipe de Asturias de Investigación, el Doctor Honoris Causa por la UA, Avelino Corma, a quienes ha puesto de ejemplo necesario para que se recupere la inversión en investigación. En este sentido, ha señalado que “las reformas no son necesariamente sinónimo recortes o sacrificios sociales”, sino que “las verdaderas reformas estructurales, en realidad eliminan privilegios y benefician a la mayoría”.

La máxima distinción al mérito deportivo para Pedro Ferrándiz

Pese a contar con más de un centenar de las más altas distinciones al mérito deportivo, esta es la primera vez que Pedro Ferrándiz recibe un reconocimiento por parte de una institución académica, algo que él mismo ha destacado como en un hito en el palmarés “de alguien que apenas pudo cursar los estudios básicos”. Excelentemente glosada su figura por la Secretaria General de la Universidad de Alicante, Aránzazu Calzada ha destacado “su apuesta constante por la formación” a través de la Fundación que lleva su nombre. “Hizo de la victoria un hábito”, ha destacado Calzada, que se ha referido con numerosas anécdotas a su paso por las principales canchas de baloncesto del mundo, así como a su “conversión al baloncesto” donde él mismo asegura “haber visto por fin la luz”.

Ferrándiz, por su parte, ha destacado “la seguridad cultural que aporta la Universidad de Alicante”, una institución que como ha indicado, “era impensable en mi época donde sólo podían estudiar los hijos de la gente con dinero, que tenían que emigrar a otras ciudades”.

El rector ha sido el encargado de imponer el laurel de Oro al entrenador, “por su prestigio sobresaliente en el ámbito deportivo”.