UNIVERSIDAD DE NAVARRA

-Expertos de las universidades de Huddersfield, Groningen y el Fondo Monetario Internacional reflexionan sobre cuestiones éticas en el negocio bancario

El grupo de investigación Banca y Finanzas para la Sociedad, de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra, ha organizado el taller Cuestiones éticas en Finanzas y Banca, en el que participan expertos de las universidades de Huddersfield (Queensgate, Reino Unido), Groningen (Países Bajos) y el Fondo Monetario Internacional. El congreso aborda, entre otras cuestiones, el fenómeno conocido como ‘shadow banking’ –banca en la sombra- que se refiere al negocio de banca que escapa de las entidades de regulación nacionales.

El profesor Antonio Moreno presentó el taller como un foro de reflexión para “pensar en la naturaleza y objetivos de la banca” y en “cómo integrar la ética en su labor diaria”. El profesor Alejo J. Sison intervino para explicar que tras la “excesiva dependencia de la economía del sector financiero” es necesario “repensar cómo pueden los bancos e instituciones financieras contribuir al bien común.

El organizador del taller, Ignacio Ferrero, recientemente nombrado decano de la Facultad de Económicas, contó con el profesor Cowton, que habló sobre la confianza de la sociedad hacia las instituciones financieras. El profesor De Bruin, por su parte, disertó sobre las prácticas virtuosas en finanzas y contabilidad. María Abascal, del servicio de investigación del BBVA, participó con la comunicación Challenges in regulating shadow banking.

Banca sin fronteras

Para cerrar el taller, el profesor Ratnovski, del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional, pronunció una conferencia sobre el ‘shadow banking’ o banca en la sombra, nombre con el que se designa el conjunto de entidades, infraestructura y prácticas que sustentan operaciones financieras que ocurren fuera del alcance de las entidades de regulación nacionales. Incluye instrumentos como hedge funds, fondos del mercado de capitales y vehículos de inversión estructurados.

Las principales actividades de la banca de inversión están sujetas a regulación y seguimiento por parte de los bancos centrales y otras entidades gubernamentales, pero se ha convertido en práctica común para los bancos de inversión llevar a cabo buena parte de sus transacciones a través de cauces que no aparecen en sus estados contables convencionales por lo que no son visibles para los reguladores. Diversas fuentes citadas calculaban en alrededor de 60 billones de dólares el monto total de las operaciones enmarcadas dentro del sistema de banca en la sombra.